viernes, 14 de febrero de 2014

BONES. Diez besos y un disparo en el corazón.






Con palabras robadas a los poetas. Un hombre y una mujer tomados de uno en uno son como polvo, no son nada. Sin embargo, a veces ocurre que sus cuerpos puestos frente a frente en el océano de la noche se transforman en olas. Y es entonces cuando ese hielo abrasador, ese fuego helado, esa herida que duele y no se siente, ese soñado bien, ese mal presente, ese breve descanso muy cansado, ese cobarde con nombre de valiente al que todos llaman amor, los aprisiona. 
Decía Anaïs Nin que Cuando falla el mito, comienza el verdadero amor. Que es entonces  cuando amamos a un ser humano, no a un sueño.
En Bones la doctora Brennan ha tardado demasiado tiempo en vencer "el mito" de la "racionalidad", demasiado, y eso que los dioses le fueron propicios y pusieron en su camino a Booth un hombre paciente, generoso, terco, divertido, con prejuicios de clase, tacaño, engreído, amante del fútbol y del hockey, que ve la televisión en la cama y  bebe cerveza en la bañera mientras lee cómics, un ex adicto al juego y francotirador. Un hombre lleno de defectos, sí, pero... En su mirada siempre hubo promesas, en su sonrisa un cielo y en su boca, suspirados, cientos, miles de besos. 

Fueron diez los que la enamoraron, y aún así, ese cobarde llamado Amor necesitó de un disparo en el corazón para vencerla. 

1.- Este que hundió una flota de barquitos lo creímos el primero, pero no lo fue, nos mintieron.

2.- Este sí, este fue el primero, él creyó  que derribaría los diques, pero a pesar del tequila ella huyó en un taxi y él se quedó sólo bajo la lluvia 



3.- Los hubo y muy húmedos en un sueño, un sueño compartido en el que arrebatados sí derribaron los diques.

4.-Y el jugador se la jugó, apostó y le robó éste, y aunque dijo "Soy el hombre" perdió. A ella le costó reconocer el error.


Hasta que el amor harto de tanta tensión, disfrazado de francotirador disparó directo al corazón y acertó.
Gracias, Encarnita por recordarme el disparo.

5.- Y aunque fueron familia, aún no habían sido puestos a prueba. "Te quiero" dijo ella, lo besó y huyó


 6.- Y en el reencuentro, frente a frente fueron olas meciéndose en medio del océano 


7.- En la ausencia, la racionalidad de nuevo levantó los diques, hasta que él dijo, "Somos más que psicología. Me aseguraré de que no vuelva a pasar. ¿Cómo? preguntó ella. "Cuando te bese me tiraré pedos", le contestó él. No te atreverás... 
El caso es que él la besó, del aroma nunca fuimos testigos.


8.- Y aunque los dioses celosos les mandaron un propio para cegarla, ella al fin dijo "Creo en ti" y él tal vez por tanta angustia, arrebatado,  se la comió.


9.- Este es el de las dulces preguntas. "¿Si te pido que te cases conmigo dirías sí", preguntó él.¿ Si te digo que sí me pedirías que me case contigo?, quiso saber ella. "Sí".


10.- Y éste, qué decir de éste, que fueron felices y comieron perdices y a nosotros, Boneheads, aún nos siguen dando con la pluma en las narices.


En este vídeo de Msboneslover17 tenéis una recopilación de todos los de las sesiones 3-8, antes no hubo ninguno.




Y una vez más el vídeo oficial de la boda. ¡¡¡Disfrutadlo!!!