lunes, 5 de enero de 2015

Bones. Futuro incierto hasta... ¿el 17 de enero?


El 2015 no ha podido empezar peor para Bones; ahora que tras el paréntesis de la Navidad todas las series vuelven, resulta que a Bones ha sido retirada de la programación, que eso es en román paladino el largo hiato programado por Fox, nada menos que hasta el 26 de marzo. Y no parece que vaya a finalizar mejor dado el absoluto silencio que mantienen los involucrados en su renovación y la caída de audiencia en lo que va de temporada.

El año pasado por estas fechas ya sabíamos que habría décima temporada, el 18 de diciembre de 2013 Stephen Nathan entre risas se lo contó a Michael Auxiello de TVLine “Sí Fox cancela Bones, la décima se hará en el salón de mi casa”, dijo entonces. Hoy, desde la rueda de prensa  del 8 de diciembre con motivo de la celebración del episodio 200 en la que dijo que habían hablado de la renovación, que todo dependía de la cadena pero que estaban listos para hacer lo que la cadena dijera que hiciesen, guarda silencio.

Ese “Estamos listos”, significa lo que significa. Que el final de la serie está planeado para que se produzca en el final de la décima temporada por lo que no se ve acuciado por las prisas para planificarlo como ocurría el año pasado cuando Hart Hanson, en fecha tan lejana para el final de la novena temporada como el 29 de octubre, retó a Fox. Entonces dijo que si la novena iba a ser el final de la serie lo ideal sería elaborar un arco de cuatro a seis episodios, qué para eso necesitarían que la Fox les avisase de si el fin se iba a producir o no porque sería más satisfactorio para acabar la serie hacer ese arco que no tener que cambiar todo a última hora (enlace aquí).

Todo el mundo parece apostar por la renovación, tanto Tvline ensus predicciones que la considera una apuesta segura como el Oso de las Cancelaciones de TVbyNumbers que le da una posibilidad de renovación del 70 por cierto, aunque el Oso matiza sus opiniones por los elevados costos de la renovación (lease contratos de Emily Deschanel y David Boreanaz quienes también callan, aunque la actriz ha dicho que estaba por la renovación, en determinadas condiciones) y la caída de audiencia.



Caída de audiencia a la que sin duda ha contribuido el gran agujero negro del episodio The 200th in the 10th que sólo consiguió en vivo un share del  1.2 y a menos de cinco millones y medio de espectadores, el punto de no retorno, casi los mismo datos que en noviembre de 2013 obtuvo el primer episodio en que Bones se emitió en viernes. Y aunque a  los siete días de emisión el porcentaje ha subido un 67% y llegado al 2.0 no deja de ser, vistos los medios desplegados, unos datos muy pobres.

¿Cómo es posible si The 200th in the 10th es aparentemente un maravilloso e inolvidable episodio? La física cuántica a la que tan aficionada es la doctora Brennan lo explica



Según la física cuántica un agujero negro es una concentración de masa que genera un campo gravitatorio de tal dimensión y fuerza que ninguna partícula, ni siquiera la luz puede escapar de ella. Un concepto  difícilmente apreciable por la mente humana, pero entendible en su proceso de formación. Para que haya un agujero negro antes ha debido haber una estrella gigante roja, una estrella que a pesar de haber muerto aún genera la suficiente fuerza que gravitaría sobre sí misma, transformándola en una estrella enana blanca.



En cristiano: Una estrella gigante roja sería Bones, una exitosa serie de televisión, que por cuestiones de vejez, cansancio y presupuesto se ve incapaz no sólo de atrapar a nuevos seguidores sino incluso de retener a los más antiguos. La creatividad que la llevó al triunfo sigue estando ahí, no ha desaparecido y en un momento dado, pongamos cuando llega el episodio doscientos renace con fuerza. Intentan superar lo insuperable, a ello se dedican con denuedo y entrega admirables pero para conseguirlo, dados los límites en que se mueven deben reducir sus movimientos naturales, es decir, los recursos de sus episodios semanales.
La física dice que la fuerza gravitatoria que ha mantenido en movimiento durante “diez años” a Bones, la estrella gigante roja, llegado a ese punto converge sobre sí misma y provoca el colapso total de la estrella. Convirtiéndola en un agujero negro. Es lo que ha sucedido con The 200th in the 10th, un espectacular, glamuroso y divertido episodio que a pesar de todas esas cualidades, por el tiempo, la dedicación y el dinero que le han dedicado, ha conseguido el efecto contrario que ¿los productores? y los fans pretendían.



Porque para poder presentar tan suntuoso regalo han centralizado en el todos sus recursos, olvidando o tal vez no, que una temporada son veintidós episodios y que la “fidelidad” de los fans no compensa la pérdida de audiencia propiciada al reducir la presencia de Booth y Brennan y sobre todo, la creatividad y los medios empleados en los últimos cuatro episodios emitidos antes del doscientos.



Todos eran conscientes de lo arriesgado de la apuesta, la cadena, el estudio que dieron su beneplácito en todo momento según declaró Stephen Nathan "En ningún momento se echaron para atrás sobre el estilo o la sustancia de lo que estábamos haciendo. Fueron maravillosos". Y sobre todo los productores; que siguieran adelante sólo se explica si a ninguno le importase lo que sucediera con la audiencia, si se perdía o se ganaba la apuesta porque las decisiones que afectan al futuro de Bones ya estaban tomadas y lo único que importaba era la celebración, el gran adiós.

Que se vaya a hacer público por ahora es cosa distinta, aunque el 17 de enero se celebrará la rueda de prensa de los jefes de la cadena Fox, este año Dana Walden y Gary Newman con los periodistas de la Asociación de Críticos de televisión (TCA) y es de suponer que  algo se diga en ella del futuro de Bones. El año pasado Kevin Reilly, el por entonces jefe de la Fox, dijo: “We’re negotiating on Bones for another season I anticipate it will be back.


¿Qué dirán Dana Walden y Gary Newman  quienes desde el estudio 20th Century Fox han sido durante estos diez años los mayores valedores de Bones? ¿La renovarán o la cancelarán?

Habrá que estar atentos el 17 de enero. ¡¡Y ponerle una vela a San Antón!!, es el patrón de los animales, pero a lo mejor le gusta Bones.