lunes, 12 de septiembre de 2016

Bones. La hija de los boneheads


Por Elizabeth Rettig

Desde que nació, los boneheads sabíamos que Christine Angela Booth sería una niña fuera de lo común. Y vaya que no nos ha decepcionado, pues en pocos años, Christine se ha convertido en una verdadera “Fan favorite”. Tampoco le ha costado mucho trabajo, pues se trata de un personaje que ha sido perfectamente bien diseñado, combinando las mejores características tanto de Booth como de Brennan




El clic con la audiencia fue prácticamente inmediato, desde que supimos que venía en camino. A pesar de que la noticia de su llegada fue recibida con escepticismo, por lo rápido que se dieron las cosas y lo precipitada que parecía su inclusión en la historia, a la larga fue para bien. 


gif  de la página irrational-but-wonderful

Christine, interpretada maravillosamente por Sunnie Pelant, es una niña carismática y agradable. En tres temporadas, desde que comenzó formalmente a tener líneas dentro de la serie, nos ha regalado frases y escenas excelentes que rápidamente se propagaron por redes como Twitter o Tumblr, en forma de gifs o simples citas.


gif de la página irrational-but-wonderful

En muchas de las series que he visto, al cabo de varios capítulos o temporadas, los escritores ya no saben ni qué hacer con los niños que en ellas aparecen. Al principio son parte importante de la trama, tienen una que otra storyline (que muchas veces incluye un secuestro) o aparecen de vez en cuando para hacer algún chiste (o ser objeto de uno). 


Gif de Jigsmave

A algunos nos los bajan de estúpidos, y otros tienen la única función es la de ser escenografía en una serie en la que fueron incluidos porque a los showrunners se les acabaron las ideas, o porque la actriz se embarazó y no tuvieron de otra.




Y aunque Christine también entró a escena únicamente por el embarazo de Emily, los showrunners se tomaron su tiempo para pensar en cómo integrarla a la historia. Es como si hubieran dicho: si la vamos a incluir, que realmente sea un personaje más; no puro relleno.”




Christine no es una niña cuya presencia moleste al espectador. Sus comentarios no son pesados o bobos, es simpática sin verse forzada, no se hace la graciosa y, cuando aparece en algún capítulo, cumple su función y los escritores no abusan de su presencia. Es tierna, simpática y tiene un gran carisma, a pesar de ser tan pequeña.


Gif de Jigsmave
Además, tiene una química impresionante con David y Emily, lo cual me parece sorprendente. Se preguntarán a qué se debe este fenómeno. Bueno, nuestros dos protagonistas son famosos por su maravillosa química. Es algo que han venido desarrollando durante 11 años, y su trabajo les ha costado. 




Desde que Sunnie se incorporó a la serie, es como si David y Emily la hubieran acogido dentro de su pequeño círculo, ese en el que solo están los dos. Y es de esperarse, porque, aunque suene raro, de alguna manera es hija de ambos —o, por lo menos, de sus alter egos.


Gif de Jigsmave
La relación que tienen los tres es muy especial, y se nota que han trabajado en ella para que alcance su máximo potencial y sea lo más creíble posible. Y vaya que lo han logrado, porque sus escenas son fluidas y naturales. Realmente son una familia, porque han creado un vínculo muy sólido.




Una de las (muchas) cosas que me entristecen de que Bones esté a punto de terminar, es que ya no veremos más a Sunnie como Christine. Sin embargo, los boneheads siempre la recordaremos por ser la “niña del milagro”, esa que juntó definitivamente a Booth y a Brennan y que nos ha regalado escenas que nos han hecho suspirar, reír y también sentirnos muy nerviosos. Y, ¿quién sabe? A lo mejor cuando FOX decida revivir a Bones en una década, o hagan la película, la volveremos a disfrutar encarnando a nuestra niña favorita, la hija de los boneheads.