lunes, 1 de febrero de 2016

Bones. Reseña The End in the Beginning (4.26)


Por Camila Miranda.


Si bien existen bastantes capítulos que me gustan de Bones, particularmente éste es mi favorito. 


Comienza con una de las escenas más esperadas por todos los Boneheads, una escena de cama entre Booth y Brennan.

A la par en que Hodgins relata una historia, el reloj marca las 4:47 a.m. La puerta se abre y unos zapatos de taco aguja ingresan a la habitación. La mujer que los utiliza cierra la puerta y, en ese momento, su vestido cae al suelo. Esta dama se quita los zapatos y ahí, la cámara se dirige hacia Booth, su esposo. Este Booth que se gira hacia la izquierda para recibir entre sus brazos a una hermosa Brennan. Brennan le pregunta a Booth "¿Tú me amas?" a lo que él responde "Si. Quieres que te lo demuestre?" y ella le dice "No, si estás muy dormido". Pero evidentemente a él poco le importaba estar dormido ya que, segundos después, se dan una gran revolcada entre besos y movimientos a lo largo de toda la cama. Porque como Booth dice anteriormente en "The Death in the Saddle" (3x03), "...al hacer el amor... entonces dos personas se funden en una". Y sí, en aquella madrugada, momentos antes del amanecer, Booth y Brennan estaban fundidos en una sola alma demostrándose mucho más que solo amor...

Amanece y nuevamente podemos apreciar el reloj de la mesa de luz de Booth, que indica las 5:43. Alguien golpea a su puerta. Como buena pareja, Booth y Brennan se pelean por ver quien se levantará a abrir la puerta. Victoriosa, Brennan, sonríe porque logró que su esposo se levante a ver quien se atrevió a molestarlos. En el apuro por responder, Booth se coloca la bata rosada de su esposa, prende la luz y abre la puerta. Detrás de ella, Cam la detective, y Jared el policía. Ambos le comunican a la pareja que un cadáver ha sido hallado en su club nocturno "The Lab" (El Laboratorio). Y sí, el Jeffersonian cambió sus apariencias para volverse un club nocturno del cual son dueños Booth y Brennan.



Al principio, sospechan de Zack, el asistente o Fisher, ya que ambos estuvieron allí la noche en que la víctima murió. La voz en off/ Hodgins dice que ella nunca vio un cadáver, pero él sí ya que estuvo en el ejército. Ninguno de los dos reconoce a la víctima. Ésta tenía un balazo, que Brennan no oyó a pesar de que su oficina está muy cerca de la escena del crimen. Fisher, ubicado más lejos de la escena, oyó un grito. Tanto Cam como Jared dicen que Brennan no estuvo donde dijo estar, por lo que ambos sospechan que ella engaña a su marido. Cam deja bien claro que Jared estaría feliz por ello, ya que podría invitarla a salir. Caroline, la abogada del club, les comunica a todos que son sospechosos. Cam dice que alguien apagó las cámaras de seguridad, por lo que el asesino es alguno de ellos.

Fisher, el cocinero, no reconoce a la víctima. Ángela, la recepcionista, tampoco. Ninguno la reconoce. Ángela confiesa que hubo un altercado la noche anterior ya que Mr. B. (Booth) no quería contratar a C-Sycnch (Clark Edison) para tocar en el club. Luego Sweets, el cantinero ("Prácticamente un psicólogo") es entrevistado y le preguntan si conoce al concejal Max Keenan. Él dice que todos lo conocen, que siempre va al club, pero que estaba molesto porque nunca recibió sus honorarios de servicio por convencer al consejo de autorizar números en vivo.

Zack declara que un persa llamado Arastoo Vaziri quiere comprar el local, pero Mr. B. no quiere vender. Daisy confiesa haber apagado las cámaras para tener más privacidad con su novio al cual no va a mencionar, lo que no sirve de nada ya que Fisher cuenta que él y ella tienen una historia.

Booth y Brennan, conscientes de que el club permanecerá cerrado, comentan que eso les traerá problemas económicos cuando aparece Max y quiere sobornarlos. Booth lo rechaza. Brennan le confiesa a Cam que se revolcó la noche anterior con su esposo luego de que esta la increpara nuevamente creyendo que engañaba a su marido. Jared le dice a Booth que algo fue usado para silenciar el disparo, por eso Brennan no lo oyó. También dice que Booth es el culpable y que quiere que el objeto que fue utilizado como silenciador no aparezca.



En el auto, Booth le dice a Brennan que es como Islandia: "Por fuera puro hielo, pero debajo puros volcanes". Ella cuenta que Cam cree que lo está engañando y Booth dice que Jared cree que él es el asesino y lo quiere ayudar a zafar. Brennan los considera una pareja interesante. Booth le informa a Brennan que el disparo fue silenciado.



Max se comunica con la pareja a través del celular de Caroline y les dice que pueden abrir el club esa misma noche. Vincent, el DJ, acomoda unas cajas cuando Zack halla un arma detrás de ellas y la toma pensando que era de él. Lo que en realidad había tocado era el arma homicida.

Sweets habla con Hodgins y le cuenta que no puede creer que hayan asesinado a alguien allí, pero él, escritor de bestsellers policíacos, está acostumbrado. "Teóricamente, vivo de la muerte". 



Booth le confiesa a C-Synch que no lo contrata porque su hermano es un pandillero. Vincent los interrumpe y dirige a Booth y Brennan hacia sus cosas para mostrarles el arma. Booth y Caroline, al saber que Zack tomó el arma lo miran como si dijeran '¿Quién otro podría haber sido, no?'. Cam aparece en el club y arresta a Vincent y a Zack.

Sweets dice que sin DJ no hay fiesta por lo que Hodgins le sugiere "Carpe Diem". Solo necesitaban una chica que toque la pandereta. No era Angela, sino Daisy. Arastoo se acerca e insiste en que quiere comprar el local ya que es una mina de oro.

Wendell, el portero y guardaespaldas, habla con Booth y le dice que el asesino estaba ahí adentro para el momento en que él se fue (3 a.m.) y eso da a entender que Brennan es sospechosa.



Adentro, Sweets pide a Booth y Brennan permiso para tocar con su banda y Booth le da el sí, confesando a Brennan que tiene debilidad por él. Ángela entra rápido a la oficina de Brennan y saca de su bolsillo una servilleta en la que estaba dibujado el plano del club. Ella confiesa que lo dibujó para la víctima ya que siempre quiso ser diseñadora de interiores. Dice que no se lo cuenta a Booth porque sino, su mente explotaría. La razón de eso es que, en el dibujo, hay una cruz en la oficina de Brennan por lo que la víctima quería robar, o más bien la víctima... iba a ser ella.


Brennan se reúne con Max y le muestra la servilleta. Él pregunta por qué no se lo mostró a la policía y ella dice que se la llevarían si significa lo que ella cree. Porque para lastimar a Booth, hay que lastimar a Brennan. Max dice que los persas suelen mandar ese tipo de mensajes y que tal vez los pandilleros están involucrados. Brennan pregunta a Max a quién conoce que pueda lidiar con los persas y los pandilleros. Él, bastante audaz, sugiere que ella pregunte a su cuñado quién es el Sepulturero ya que ambos trabajan para el mismo tipo.


La víctima es identificada: Dick Vorstenbach. Brennan le entrega la servilleta a Cam, diciendo que la dejó alguien bajo anonimato. Booth piensa que Vorstenbach fue enviado para lastimar a Brennan. En el auto, Brennan le dice a Booth que Max trabaja para el Sepulturero y él le dijo que Jared también. 


En el cuarto de ambos, Booth pregunta a Brennan quién le dio la servilleta. Cuando Brennan le dice que fue Ángela el pregunta "¿Por qué todos los empleados esconden algo a la justicia?" a lo que Brennan responde "Porque todos saben que estarías dispuesto a matar a cualquiera que quisiera lastimarme. Y ese tal Vorstenbach iba a lastimarme." Después de eso podemos observar que Brennan le ata la corbata a Booth y lo besa, ya que al parecer, ella tomaba las decisiones. 



La banda de Sweets se presenta como Gormogon. Brennan la adora pero Booth no, porque piensa que el romance no tiene lugar en un club nocturno. C-Synch se acerca y le dice a Booth que su hermano quiere hablar con él. Wendell lo sigue discretamente. Mientras tanto, Sweets toca otra canción para Daisy, la cual se ha enamorado de él. Booth le dice a Wendell que lo espere adentro pero la puerta se cierra. El hermano de Clark le dice enojado a Booth que quiere que C-Synch toque en el club. Se oye un golpe y se puede observar como alguien es arrojado contra la puerta (probablemente sea Booth) aunque luego este le da un par de golpes. Wendell corre desesperado para avisarle a Brennan la cual corre con él.


Afuera, Wendell trata de dispararle al hermano de Clark (Que es Birimbau) hasta que Jared y Cam aparecen. Los arrestan a Booth y a Birimbau. Éste le dice a Booth que si matara a alguien no usaría silenciador y promete alejar a las pandillas del club de Booth. Cam se da cuenta de que Booth no es culpable. Ambos son liberados.


Mientras Booth, Brennan y Ángela hablan, Daisy y Sweets (con apariencia de haber tenido un revolcón) se acercan. Daisy comenta que habló con la víctima. Ángela supone que de sexo,y ella lo afirma. Daisy cuenta que le indicó a la víctima un lugar donde podría "disfrutar" sin ser molestado, el salón de objetos perdidos. Allí, Brennan encuentra un fósforo igual a los que había alrededor del cadáver. Daisy afirma que no le contó a la policía para proteger a Booth.


En la oficina, Brennan halla a Zack que ha sido liberado. Éste le cuenta que encontró su abrigo de pana belga con el agujero de bala, pero que Sweets decidió bañarlo en alcohol y quemarlo, ya que todos siguen pensando que fue Mr. B. Brennan le cuenta eso a Booth y dice que los hace ver aún más sospechosos.



Jared y Booth se reúnen y éste lo confronta por trabajar con el Sepulturero. Él se "defiende" diciendo que Brennan lo engaña con el persa. Booth, fiel a su esposa, le dice que está equivocado. Jared continúa fastidiándolo diciendo que su amor con Brennan no es verdadero y se gana un golpe.

Booth regresa al club y le pregunta por qué el dibujo no estaba terminado. Ella responde que fue interrumpida por Jared que la invitó a salir "por enésima vez". Por lo tanto, Jared vio a Vorstenbach y a la servilleta.


Brennan y Booth en el tejado observan a una banda llamada Mötley Crüe tocar. Booth dice que los convenció diciéndoles que el concierto era para niños enfermos, lo que enternece a Brennan y hace que ella lo bese. Brennan demuestra su pena por Jared y Cam ya que todos los sospechosos, al resolver un asesinato, mienten y ocultan sus intereses, alegrándose de que ellos son dueños de un club. Ambos saben quien fue. Dicen que Jared quiso proteger a Brennan. Ella no quiere contarlo; él, sí.



Wendell los llama y se dirigen afuera. Cam le está apuntando a Jared. Su GPS indicó que estuvo en el club la noche en que la víctima murió. Le pide que suelte el arma. Él la trata de sacar, pero Brennan se le acerca. Le dice gracias y Cam deja de apuntarle. Le dice también que él los ayudó, y pide que ahora él deje que ellos lo ayuden. Jared le entrega el arma. Él se pone las esposas, está arrestado.

La banda canta Dr. Feelgod. Todos disfrutan del concierto.

Se está acabando el capítulo y Hodgins vuelve a narrar. Habla sobre los riesgos del amor. Las luces se apagan y Booth y Brennan se quedan en su oficina. Booth le dice a Brennan que tiene razón y que lo mejor es vender el local. Dice que no le tiene miedo al sepulturero. "Si nos molesta, lo mataré". Booth se sienta en el sillón. Brennan le dice que si no conectan a Jared con el arma y si no hallan su abrigo, saldrá en libertad. No pueden vender porque Jared necesitará un trabajo. Ella le dice que tiene otra confesión para hacerle. Se acurruca con él en el sillón.

"¿Viste la copa de vino que tomamos todas las noches?"

"Sí".

"Tengo que dejarla".

"Por favor, Bren. Que tomes una copa de vino por día con tu marido no quiere decir que seas una alcohólica."

"Ese no es el motivo."

(Booth va abriendo sus ojos de a poco) "No. ¿Sí? (Se besan) ¿Estás embarazada? Es un niñito, ¿no?"

"O una niñita."


Se abrazan eternamente. Ahora no solo los va a unir su amor, sino el pequeño o pequeña que viene en camino.

Hodgins sigue narrando y la cámara ahora enfoca a un Booth diferente. Uno dormido en una cama de hospital. Brennan escribe en su computadora todo lo que narraba Hodgins. Pero le dá miedo reconocer sus sentimientos por lo que borra todo lo que escribió. Booth se despierta y balbucea "Que sueño tan raro." 


"¿Booth? Estas despierto".

"Tan real".

"La operación fue un éxito, pero no reaccionaste bien a la anestesia. Hace cuatro días que estás en coma. Tardaste mucho en despertar."

"Parecía tan real".

Brennan, como si comprendiera de que hablaba, "No era real."

"¿Quién eres?"