sábado, 25 de abril de 2015

Bones. Momento Gorgonzola.


Es la escena final del episodio Intern in the Incinerator (3.06). En los tiempos oscuros de Gormogon, una becaria había sido asesinada en el Jeffersonian, Brennan y los cerebritos culpaban de la muerte al asesino canival. Finalmente el culpable resultó ser uno de los doctores que trabajaban en el museo.

En la semipenumbra del despacho de Booth en el FBI, él y Brennan celebran que han cerrado el caso bebiendo chupitos de scott en vasos de papel, ella está triste y Booth con su innata capacidad para leerle el pensamiento le dice mientras le sirve otro vaso: 


- Venga, no te lo tomes tan a pecho.
- No me lo tomo tan apecho -protesta Brennan-. ¿Qué somos rusos?


- ¡Nostrovia! -brinda Booth. Ambos beben, dejan los vasos sobre la mesa, los golpean con el puño y los aplastan-. Y te diré otra cosa -continúa Booth-, lo que te sienta mal es el hecho de que ha sucedido en tu casa.


- No es mi casa -protesta Brennan.
- No donde duermes, si no tu sitio favorito. El templo de la razón, el Jeffersonian.


- !Bah! No es mi sitio favorito -repite Brennan.
- Sí que lo es -insiste Booth.
- ¡Qué! ¿Cómo lo sabes...?


- Tulipán, Margarita, Jupiter -y Booth enumera las claves de acceso que ha ido adivinándole durante el episodio-. Y te diré otra cosa -añade mientras le sirve otra copa-. Esperabas que fuera GORGONZOLA.



- ¡GORMOGON! -le corrige Brennan, bebiéndose el chupito de un trago, aplastando el vaso con el puño.
- ¡Ah! ¡Lo admites! -salta de inmediato Booth, golpeando el suyo y sorprendiéndola.
- Por accidente... -protesta Brennan-. Eso no cuenta.


- -insiste, Booth-. Todos los cientificos, los empollones y los cerebrines querían que fuera el asesino en serie para que no fuese uno de ellos.
- ¿De ellos?
- Vosotros -le contesta Booth.
-¿Qué...?
- Uno de vosotros. Os ofendía que fuera uno de vosotros.


- ¿Sabes qué? -pregunta Brennan después de pensar detenidamente lo que acaba de decirle Booth.- Sí que me ofende.
- Acabo de decírtelo.
- Me ofende porque...-Brennan intenta explicarse pero no encuentra las palabras -porque...


- Te ha traicionado un amigo -termina la frase Booth.


- -acepta Brennan. Y entonces le hace la pregunta que nos ha traído hasta aquí, hasta The Eye in the Sky- ¿Tú vas a traicionarme?



- No -contesta categórico Booth moviendo la cabeza de un lado para otro, para luego sonreír.


- Aún así tendré los ojos bien abiertos -le asegura.
- ¿Crees que podrás? -le pregunta Booth sirviéndole otra copa.- Por GORGONZOLA- brinda Booth.



- ¡GORMOGON! -le corrige una vez más Brennan, pero cuando va a golpear el vaso falla.


Sólo una cosa más, unas declaraciones de Stephen Nathan del principio de la Décima temporada: "Si el programa fuera siempre igual no creo que estuviésemos en décimo año. Un espectáculo tiene que cambiar y evolucionar. A veces el cambio es doloroso, pero eso no significa que no sea bueno o correcto".

¿Lo es el propuesto en The Eye in the Sky?



PP. Las captura de pantalla no son mías, pertenecen a Sarah Seels y a su blog Bones Theory, las he utilizado porque me parece que justo este es el momento de sacarlas de nuevo a relucir.