lunes, 27 de julio de 2015

Bones. The Verdict in the Story (3.13)


Por Consuelo Fernández Zamora.

"Conocí Bones de casualidad de la manera más tonta. Haciendo zapping, y conecté con un episodio que empezaba en ese momento. Yo una entusiasta el cine negro y aventuras me captó me mostraban algo distinto. De lo primero que recuerdo, es lo que me fascinó el rostro de Emily.


Tenía una cara con un mentón para mí demasiado cuadrado, como  masculino unos ojos preciosos y una belleza exótica. Al protagonista masculino no le conocía (el género de vampiros no era lo mío) pero me pareció una pareja muy atractiva. Conecté enseguida con la serie, sin ser romántica ni cómica, más bien un poco gore. Tenía ese punto de generosidad y de grandeza que la ha puesto donde ahora está. Todos los capítulos son buenos pero mi mención será para:

El veredicto en la historia 

Siendo una de las pocas temporadas cortas de Bones, (15 capítulos) ya hacia la recta final nos dieron este magnífico capítulo.



Como siempre comienza con la pareja llegando al escenario del crimen, pero esta vez algo hará que no lo resuelvan. Esta vez vamos a un juicio. Caroline irrumpe en el escenario del crimen, de momento no pueden seguir siendo compañeros.


Sus quejas nos hacen ver lo bien que están juntos. Pero el sistema tiene normas, y Booth detuvo al padre de Brennan y deben permanecer separados.



No les hace muy felices, Brennan es una mujer muy racional y muy compartimentada (o ese cree ella). 


Se reúnen con Sweets se quejan por su separación profesional, el doctor empieza a hacerle ver que tiene una oportunidad de oro para que sienta la situación.


Ella se pone a la defensiva, “Estoy bien”, Sweets le contesta que si así fuera, estaría acurrucada en una esquina semicatatónica, ella se dirige a Booth si está de acuerdo  con lo que dice el doctor. Él contesta que sí, y Sweets le dice unas palabras maravillosas.

“Es importante que sepa que cuanto más, fría y más objetiva pueda parecer hacia el exterior más dolor siente por dentro”.

Conocemos a Clark un joven brillante, pero su padre sabe que la mejor es ella.



Hacen las presentaciones y Max deja ver como prefiere a Zack (el chico ese de ojos de plato y cabeza en forma de melón) así lo define Max.



Pero Clark se defiende, se ha peleado, ha hecho el amor le han roto y ha roto el corazón a alguien, e incluso se afeita. Una escena desengrasante y fresca, para lo que vemos después. Los dejan solos después de las presentaciones, es necesaria esta escena porque nos mostrara el camino del capítulo. En este caso Brennan, tendrá que ser solamente una hija. No podrá estar en el caso. Sentados  uno enfrente del otro se hacen concesiones.


Ella le regala una corbata para transmitir serenidad al jurado, Max está un poco desesperado sabe a lo que se enfrenta. Brennan ve en los ojos de Max la preocupación, y le dice que no puede impedir lo que pasa. El Jeffersonian presentara los cargos, son el sistema y deben hacerlo. Que son sus amigos de eso no tenemos ninguna duda, pero están haciendo su trabajo.



Max que la conoce muy bien sabe del sufrimiento de ella, sus ojos la delatan. La mira como sólo alguien que te quiere te puede mirar, y sus palabras la dejan por primera vez indefensa. “Yo sé que me quieres lo veo aunque nadie más pueda verlo”. 

Y una Brennan como una niña chica que acaba de encontrar algo perdido y muy querido, se deja coger de las  manos por su padre lo necesita.


Añadir leyenda
Todo el Jeffersonian tendrá que aportar las pruebas, algo duro para ellos. Todos menos Angela expondrán los hechos pero no testificará, la amistad de ella con Brennan está por encima de todo. 



Cuando Caroline reúne al grupo para darle instrucciones todos entienden que tienen que mantenerse en el sistema, pero Angela sabe que su amistad con Brennan está por encima de todo y se niega a testificar.


Comienza el juicio la exposición de todas las pruebas, las pruebas se van exponiendo, Booth y Brennan van comentando lo expuesto. Caroline es muy buena en su trabajo, está convenciendo al jurado. 



Llaman a testificar a Angela, ella se niega el juez la manda al calabozo por desacato. Brennan le pide que declare pero ella, no piensa hacerlo en este caso todos se equivocan, es lo que piensa y no testificara. 



El juez esta hartó de ver a Booth y Brennan discutir las pruebas, les recrimina su actitud y los separa, las protestas de  ellos pondrá un aporte cómico.



Durante un receso están tomando un café, y Sweets se acercara a ellos. Para ver como están, a Booth le hace gracia. Pero Brennan no quiere que una pareja se convierta en un trío. 



A partir de ese momento ya será parte de la familia, hará perfiles y terapia con nuestra pareja.

Sweets en su declaración expone por qué quizá Max mató al subdirector del FBI, si piensa que su familia está en peligro claro que podría matar, y por primera vez vemos Brennan darse cuenta del amor de su padre por ella. Se entregó por estar con ella y lo haría con tal de no volver a perderla. 



Clark es bueno en su trabajo y encuentra un fallo en el arma. Siembra dudas sobre el arma y el juez se pronuncia. Si no se encuentra el arma Max Kennan marchará libre a su casa. Brennan sonríe aliviada ante la posibilidad de que su padre  salga absuelto.



Asistimos a una gran escena con Angela en la celda, Brennan le pide que testifique o no saldrá de allí, pero Angela sabe que eso a la larga hace que una amistad se rompa y la suya es sincera. Le contesta “Una amiga no manda al padre de su mejor amiga a la silla eléctrica”. Brennan le pregunta qué ha hecho para tener una amiga así.



Booth irá con una orden para registrar la casa de Brennan, y claro  el momento es muy tenso para ellos. 



Mantienen una conversación en la que le confiesa que la posibilidad de liberar a su padre le ha gustado.



Booth le explica que está bien pero ellos saben que es culpable, pero no de qué manera, no a sangre fría, qué está bien dejarse llevar por el corazón, que ahora no es la científica es una hija: “Cerebro y corazón Brennan, cerebro y corazón”. Zack encuentra el arma rompiendo así tan bonita imagen.


Seguimos en la cárcel todo está en contra de Max, Brennan piensa que su equipo es el mejor, Russ le reprocha su actitud. Brennan comprende entonces que su padre se entregó para estar con ella y no perderla para siempre. Y tiene una revelación, venderle al jurado un chivo espiratorio. 



Llama a Booth quiere sembrar una duda razonable. Él está reacio, pero ella le dice que eso siempre lo habla con él. Él haría por ella lo que fuera, menos cometer perjurio pues  esta por ella hasta la médula.



"Si la verdad no se puede demostrar sigue siendo la verdad." No se puede establecer un culpable podría ser cualquiera.





Hacen un trabajo impecable haciendo que el jurado pueda llegar a pensar que podía haber sido Booth, quizá Brennan aunque Booth es reacio a confirmarlo eso es mucho corazón repite. Tiene que ceder ante la posibilidad.



Brennan está fuera la tensión es muy fuerte, en ese momento aparece Booth y en las escaleras se funden en un abrazo, donde toda la tensión sufrida se descarga.
Van saliendo todos del juzgado uno a uno, y cuando sale Max apretando los puños buscando a su hija, vuelve la cámara y vemos una gran escena. 



Sweets le pregunta a Caroline si lo procesarán a lo que  responde  “Tienes que volver a estudiar chico esa es una gran mujer”. El abrazo de Max y Brennan es discretamente seguido por la mirada de Booth que a su vez cruza la mirada con Brennan.




El baja por las escaleras, pero previamente nos han dejado ver, que todos están de acuerdo con el veredicto.