martes, 18 de agosto de 2015

Bones11. La insatisfacción del fan.


Ayer se desató la locura en Twitter entre algunos fans de Bones. Todo viene de largo, pero lo que disparó la mecha fue un artículo de la página web Venture Capital Post que haciéndose eco del spoiler que hablaba de la aparición, en el principio de la temporada, de Patme la esposa de Jared, el hermano de Booth, añadía por su cuenta y riesgo lo siguiente: “Con la ausencia de Booth, Angela y Hodgins cubrirán la mayor parte del tiempo. Pero el camino no será fácil para su relación”.

Increíble e Imposible deducción de los pocos spoilers “oficiales” que TvLine, EW y TVGuide (las únicas fuentes fiables en cuanto a spoilers) han publicado sobre Bones. Pero más increíble y alucinante es que a partir de ahí ha habido quien ha deducido que David Boreanaz será, la próxima temporada un personaje recurrente en la serie.



¿En qué se basan para deducir tamaña tontería? Como toda buena teoría conspiratoria en tres hechos ciertos al día de hoy:
— Que Booth está desaparecido en The Loyalty in the Lie, el primer episodio de la temporada.
— Que no se ha publicado ninguna foto en el set de Bones de David Boreanaz ni de Emily Deschanel y sí de TJ Thine.
— Que David Boreanaz ha dejado de tuitear sobre Bones.
Hechos ciertos sí, pero de los que nadie que no tenga una “imaginación truculenta”, ni siquiera el doctor Hodgins gran aficionado a las conspiraciones, puede deducir que David Boreanaz no será el coprotagonista de Bones ni que el centro de Bones no serán Booth y Brennan. Pensemos un poco:


— Que Booth esté desaparecido en el primer episodio no significa que no aparezca en él.

Su desaparición, por lo que “oficialmente” se sabe es para su esposa, y el resto de los personajes. Booth estaría desaparecido para ellos, no para los espectadores. No sería la primera vez, ejemplos hemos tenido a lo largo de la serie, el más significativo en: The Hero in the Hold (4.14) En ese episodio, Booth es secuestrado por The Gravedigger y encerrado en la bodega de un barco que está a punto de ser hundido por la Marina. Durante el episodio el personaje no tiene ninguna relación física con el resto del elenco de Bones, sólo con “el fantasma” del cabo Parker, un antiguo compañero del ejercito del que se siente responsable de su muerte. Sólo al final se encuentran Booth y Brennan cuando esta acude a rescatarle.

Que no se haya publicado ninguna foto en el set de Bones de David Boreanaz ni de Emily Deschanel no significa que no estén rodando la serie. Es cierto que hasta noche nadie lo había dicho oficialmente de David Boreanaz, la incorporación de Emily Deschanel al set se deducía de los tuits de Pej Vahdat ; pero si la producción de la temporada comenzó el 1 de agosto, dieciocho días después todos los actores están inmersos en el rodaje. Y así lo tuiteó anoche la guionista Emily Silver.
¿Por qué no se ha publicado ninguna foto? Simplemente, porque no han querido. Es la primera vez que en las últimas temporadas no se publica ninguna imagen de su incorporación al rodaje, pero que se publiquen fotos o no se debe o bien a estrategias de producción o bien a su buena voluntad y a sus deseos de agradar a los fans, no tienen obligación.

— Como tampoco tiene David Boreanaz  obligación alguna de tuitear sobre Bones (no lo ha hecho desde que terminó la décima). Que durante los últimos años con sus tuits misteriosos y truculentos haya contribuido a alimentar la adicción de los fans no quiere decir que tenga que seguir haciéndolo. Una vez más todo depende de su buena voluntad.
Así pues ¿qué está pasando en Bones? Nada que motive la alarma de los fans. Repito, sólo que se está rodando la undécima temporada (la UNDÉCIMA) y no hay imágenes de Emily Deschanel ni de David Boreanaz como cuando comenzó la décima.




Sin embargo, lo que en sí mismo no es ningún problema, ya aparecerán fotos antes de que comience la temporada, se convierte de repente, gracias a Twitter y a la conectividad en un Fandrama con gente exigiendo a los productores y a los escritores explicaciones, amenazando con no ver más la serie si David y Emily no son los protagonistas

La respuesta a esos fans de Emily Silver, la guionista que más ha propiciado "la conectividad" de los fans es la única posible. Convertirse en fan de una serie, de un actor o de un equipo de fútbol significa, aunque no lo creamos así, ceder la iniciativa de la satisfacción a manos ajenas, amenazarles con dejar de ver la serie si tú no obtienes lo que quieres es, con todos mis respetos, una solemne tontería. 

Cierto que Twitter y su facilidad de conectividad, puede hacernos pensar que Bones es nuestra, pero por mucho que  tuiteemos a un guionista los asuntos que queremos que se traten en la próxima temporada, por mucho que contesten a nuestras preguntas, y retuiten nuestros posts, nuestra "participación" en la creación de Bones es ficticia. Los fans somos receptores pasivos, no actores. 




Y lo que hay que aceptar, por muy fieles seguidoras de Bones que seamos, por mucho que pensemos, y es cierto, que han llegado a la undécima temporada gracias a nuestra lealtad, que Bones no es nuestra, ni David Boreanaz tiene obligación de trolearnos, que no tenemos ningún derecho adquirido a recibir cumplida satisfacción por nuestra lealtad. 

Pero teniendo en cuenta que los dueños de Bones son el estudio Twenty Century Fox que la produce y Fox, la cadena que lo emite, que su beneficio económico y por tanto la satisfacción de sus accionistas propietarios depende del seguimiento que concite en los fans la historia que los escritores, los productores y los actores nos cuenten: 

¿Cabe en cabeza alguna que Emily Deschanel y David Boreanaz no sean los protagonistas de la undécima temporada de Bones? ¿Que en el animo de los escritores, los productores y los actores no esté darnos a los fans, en cierta manera, cumplida satisfacción a nuestra lealtad?


Calma y a esperar, ya sabéis, la maldición de los fans. Todo esto también pasará.