sábado, 16 de julio de 2016

Bones. En el "oasis" de David Boreanaz


La revista People Magazine  ha publicado esta semana un reportaje y vídeo de la casa de David Boreanaz , el insigne agente especial del FBI, Seeley Booth. Una hermosa casa de piedra situada en Hidden Hills a las afueras de Los Angeles, una zona privilegiada donde la familia se trasladó en 2010  huyendo de la ciudad y en busca de un lugar tranquilo que educar y criar a sus hijos con buenos colegios y más en contacto con la naturaleza como le contó a Robyn Flands (pinchad aquí) en un reportaje de 2011.


"Estábamos buscando un mejor lugar para criar a nuestros dos niños, para que salgan  fuera y en sus bicicletas. El sistema escolar es fantástico aquí y cuando lo vimos los dos (él y su esposa Jaime Boreanaz) supimos que era nuestro lugar. Nos encanta la proximidad a Westlake y la gente realmente nos ha aceptado".

Hidden Hills es una exclusiva urbanización (600 casas en 2 millas cuadradas) rodeada de una gran valla, con tres puestos de control de acceso, situada a 20 millas de Los Ángeles. Fundada en 1961 por ejecutivos de los estudios de cine, actualmente se ha convertido en el lugar preferido de las nuevas estrellas de Hollywood dónde huyendo del “estrés” de la ciudad y en busca de una supuesta normalidad se han construido extravagantes mansiones porque según los expertos

“El terreno ofrecía mucho espacio a bajo coste, y además estaba alejado de la zona en la que las estrellas realmente vivían, por lo que era mucho más fácil que los protagonistas se sintieran únicos”

Por las imágenes del reportaje y por las que él mismo publica en sus cuentas de Twitter e Instagran, su casa poco tiene que ver con las mansiones de Cher, Khloe Kardashian o Jennifer Lopez que viven en la zona. La casa de David Boreanaz es una casa vivida, un hogar para la familia y sus mascotas. 

Un vídeo publicado por David Boreanaz (@dbdbo69) el




“Me encanta sentarme aquí por la mañana  con una taza de café”, dice en el reportaje hablando del porche trasero de la vivienda. La casa construida en las colinas está  rodeada de una amplía parcela en la que crecen naranjos, perales, melocotoneros David Boreanaz presume de poder mirar por entre las copas de los árboles mientras que por la noche  las vistas cambian a "cielos oscuros y barrancas


El vídeo de People Magazine en el que David Boreanaz muestra "el oasis" de su casa no puedo publicarlo en el blog por restricciones internas, podéis verlo pinchando en este enlace (aquí). Así que he optado por publicar capturas de pantalla de las imágenes y transcribir sus palabras, gracias a la traducción de Clara Pérez, muchas gracias, Clara.


“Gracias People Magazine por venir a nuestra casa, no os olvidéis de echarle un vistazo:


Es una casa vieja que fue construida…  no sé el año exacto en que fue construida  pero diría que es de tipo francés, así lo sentimos nosotros. 


Tiene mucha piedra, y luego están los lugares específicos para pasar el rato de los que disfrutamos mucho.


Hicimos una zona al aire libre dónde nos sentamos, con la barbacoa para cocinar al aire libre.


Esta el área dónde sentarse junto al fuego. Es genial para entretenerse, a mi hijo le encanta  asar en la parrilla grandes filetes, chuletas.


Esta el área dónde sentarse junto al fuego. Es genial para entretenerse, a mi hijo le encanta  asar en la parrilla grandes filetes, chuletas.


Por esta zona tenemos hierbas aromáticas que utilizamos para platos específicos. Siempre estamos aquí fuera cocinando.


Es genial salir aquí fuera por las noches y contemplar el cielo oscuro, las estrellas, es bonito.


Esta es la zona del bar, es más que nada una barra de bar, un espacio dónde estamos juntos para ver la televisión, partidos, encender el  fuego. Es una zona fantástica.



Y la sala de cine es genial para relajarse viendo películas, películas viejas. 


No me puedo quejar, soy un hombre bendecido.


La gente viene normalmente y dice “Tu casa huele como un hogar”, lo que me produce una cálida sensación. No tengo velas aromáticas pero hay energía positiva en ella que se nota desde que entras hasta que te vas.


Para mí es como ser creyente de todo, trabajar sabiamente y estresarte sabiamente fuera de aquí y luego venir al santuario que hemos creado."

No sé qué os parece a vosotros, pero a mí el porche trasero y los jardines me encantan.