martes, 19 de agosto de 2014

Una Década con Bones. Curiosidades I



La curiosidad es, sin duda, la gran responsable de la evolución del ser humano, la que incitó al primer mono a bajar del árbol y caminar a dos patas; sin embargo el diccionario no la tiene en muy buen concepto: Deseo de saber o averiguar alguien lo que no le concierne”. “Vicio que lleva a alguien a inquirir lo que no debiera importarle”. Queda claro que oficialmente los curiosos además de metomentodo somos unos viciosos.

 No tengo talentos especiales, pero sí soy profundamente curioso”, dijo de sí mismo Albert Einstein¡Qué hubiera sido de la física cuántica, de las matemáticas, de la conquista del espacio, si el célebre matemático no hubiera sido un vicioso!

“La felicidad constante es la curiosidad”. Escribió Alice Munro la escritora canadiense premio Nobel de literatura. Y ¿sabéis qué? Tiene razón. Ser curioso es una constante fuente de felicidad.

Y si además la curiosidad me proporciona un chute en la adicción a Bones “el viaje” será de los de la Tierra a la Luna y vuelta por Marte, pero no en un transbordador de la NASA sino propulsada por botellas llenas de rocío como Cyrano de Bergerac. Claro que visto así, puede ser que la adicción a Bones sea en verdad un vicio. Un divertido vicio que compartimos millones de boneheads.

Para celebrar la década de Bones he revisado viejos artículos y entrevistas  recordando un montón de cosas que ya había olvidado y descubriendo otro montón que desconocía. Puede que algunas de vosotras no tengáis una memoria tan mala como la mía, pero aún así espero que a todas esta visita el pasado de Bones os procure un viaje tan satisfactorio como el que yo he disfrutado mientras lo preparaba.
1.  UNA MUJER SIN MIEDO


Sabidas son las dificultades que tuvieron los productores para encontrar a  la mujer: joven, inteligente y bella que interpretara a la doctora Brennan. Emily se presentó cuando muchas otras actrices ya habían leído el papel con David Boreanaz. Según cuenta Hart Hanson, cuando Emily llegó a leer David ya tenía una candidata. Así que cuando comenzaron la audición, Boreanaz que es muy tenaz, la desafió. Con sus 1,85 de altura y su metro y medio de espaldas se rió y se fue derecho hacia ella en un vano intento de intimidación, porque Emily no se arredró, dio un paso adelante y le retó.


De ese desafió saltaron las primeras chispas de la química que les ha hecho ser una las mejores parejas de la televisión actual. Hanson no se explica cómo la relación fraternal que les une fuera de la pantalla se convierte en una relación romántica y cargada de tensión sexual en cuanto se enciende la cámara.

2. SOLTERA Y DISPUESTA A PASARLO BIEN


Y es que David Boreanaz desconocía las ganas locas que tenía Emily de obtener el papel, su primer papel protagonista en una serie de televisión.

Cuenta ella misma que cuando comenzó a interpretar a la doctora Brennan estaba siempre estresada, empeñada en hacerlo bien; tanto estrés acumuló que llegó a llorar  en el set por no decir bien una línea.

Pero además, en su vida personal (cotilleo, cotilleo), cuenta que acababa de romper con el novio que por entonces tenía, un novio que fumaba (puff), al parecer ella, que no fuma, se hartó de humos, cortó con él y se compró un dúplex en West Hollywood con su hermana Zooey. Para cuando empezó a grabar Bones, en la primavera-verano de 2005, estaba libre, sin compromiso, con apartamento nuevo y muy dispuesta a pasárselo bien.

3.  DAVID BOREANAZ: EL HOMBRE


Cuando uno ha visto la quinta temporada de Angel y luego ve el episodio Piloto de Bones se lleva una tremenda sorpresa en el momento en que en  la sala de interrogatorios del aeropuerto de Washington aparece David Boreanaz. ¿Es él o no lo es?, cabe preguntarse. Y la duda no se debe sólo a la diferencia de peinado, de los pelos de punta al cabello engominado. Sino a su aspecto físico general. Es el mismo hombre, no cabe duda, ahí está su nariz recta, sus ojos pequeños y hundidos, su amplia frente, sus impactantes hombros, su media sonrisa, su… no, su papada no está y tampoco el cuerpo fofo, los quilos de más han desaparecido, hasta parece más joven.

Aunque en el episodio final de Angel, “Not Fade Away”, su imagen había mejorado, entre que dijo “A trabajar”, última frase en español de Angel y entre que dijo, “FBI, Agente Especial Seeley Booth, investigaciones penales de Washington” hay un gran cambio en su aspecto físico. Él lo cuenta. Al parecer cuando estudiaba la secundaria se lesionó jugando al fútbol americano y en aquellos momentos no se operó. En el 2003 volvieron los dolores y pasó por el quirófano. La operación resultó bien, pero… tuvo que estar seis meses sin correr y cogió peso.


Cuando le ofrecieron el personaje de Booth ya había adelgazado, pero aún quería perder más, así que aparte de trabajar con su entrenador personal, contrató a un nutricionista para que le ayudase a cambiar sus hábitos alimenticios. Debió costarle pero le mereció la pena. Y es que quería que el personaje se asemejase a los clásicos agentes del FBI del cine, de ahí la corbata estrecha, los trajes anchos y la famosa gabardina. Todo un homenaje al Steve MacQueen de Bullitt 

4.  BOOTH Y PARKER

Esta es una de las cosas que más me ha agradado encontrar. Parker Matthew Booth existe porque existe Jaden Boreanaz.

Lo cuenta Hart Hanson. El personaje del hijo de Booth, Parker, no existía al principio de la serie, en realidad no se habló de él hasta el episodio 1.09 The Man in the Fallout Shelter, cuando el propio Booth (colocado por las inyecciones que les ponen para atajar la supuesta fiebre del heno “supuestamente” contagiada por Hodgins), se lo cuenta al doctor Goodman. Y ya se sabe, al doctor se le escapa y al final lo saben todos y Brennan le da la cena de Nochebuena con lo de que tiene un hijo sin estar casado.

Pues bien, a Hanson se le ocurrió crear el personaje de Parker cuando vio cómo se relacionaba David Boreanaz con su propio hijo. Entonces supo que quería una cosa parecida en la serie. Pero no es en lo único que se asemeja el personaje a la persona. ¿Recordáis que cuando Brennan le propone que se case con ella en The Secret in the Siege (8.24) lo hace con un paquete de cecina? Pues al parecer a David le gusta. Y otra más. La madre de Booth es cantante, y la madre de David también; hasta le ofrecieron, cuando era joven, hacer una gira con la orquesta de Tommy Dorsey que rechazó.

5.  WONDER WOMAN Y EL SABELOTODO

Otra interacción entre la vida de los actores y la de los personajes. La propia Emily Deschanel lo ha contado. Cuando era pequeña adoraba a Wonder Woman, en realidad estaba obsesionada con ella. En el episodio Mummy in the Maze (3.05) la doctora Brennan se disfraza de Wonder Woman y dice que era su personaje favorito, que le encantaba lo de tener super poderes. Sin embargo, Emily reconoce que al final de dos días de rodaje estaba harta de del personaje, más que nada por lo incómodo del disfraz, en realidad un simple corsé. Como le dice Booth al final, ella si tiene super poderes de verdad, no los de fantasía de Wonder Woman.


En el mismo episodio, la producción de la serie había previsto que Booth apareciese disfrazado de general romano con armadura y falda corta, pero David Boreanaz se negó. Él pidió uno de abejorro pero la empresa de alquiler se equivocó y al final Booth tuvo que disfrazarse de “sabelotodo”, lo que sin duda contribuyó a que se pareciese a uno de sus actores clásicos favoritos: Cary Grant.

6. TJ THYNE Y EL DOCTOR HODGINS


Lo cuenta él mismo. Cuenta que un día lo llamó Greg Yaitanes y le dijo que estaba dirigiendo el episodio de una serie llamada Brennan, que no es perfecto pero le puedes dar un giro así que quiero darte una oportunidad.”

El personaje estaba descrito como si fuera una persona mayor que llevaba pantalones cortos (os lo imagináis) y tenía unas enormes gafas de culo de vaso, parecía un bicho.TJ Thyne lo leyó y pensó que era un gran personaje pero…decidió cambiarlo. Y cuando llegó a la audición con Hanson y Barry Josephson lo interpretó como un personaje joven, entusiasta, alegre y obstinado. Y les gustó. 

Por cierto que si TJ Thyne fue de los últimos en entrar en Bones, Eric Millegan fue el primer actor en ser elegido.

7.   DE BILLY GIBBONS Y OTROS PADRES.



Billy Gibbons un día lo pararon por la calle y en relación con Angela y Hodgins le dijeron: “You better take it easy on these kids of yours.  You  are  getting a little rough on them”. Y es que hay que ver lo duro que ha sido con Hodgins. Una de las tramas más divertidas de Bones es el temor reverente que siente el buen doctor en su presencia y no sólo por eso de que le gustan tanto las pistolas como las guitarras. Llamar a su hijo Michael Vincent le costó a Hodgins llevar tatuado en el brazo derecho el rostro de su suegro. Lo curioso es que según cuenta TJ Thyne, Billy Gibbons y él se llevan genial, que cuando acude al set se pasan las horas hablando y hablando, que  en realidad son dos grandes amigos.

Y según ha contado Michaella Conlin su padre se quedó muy, pero que muy impresionado cuando se enteró de que el legendario Billy Gibbons, el guitarrista tejano del grupo ZZ Top iba a interpretar al padre de Angela, el señor Conlin es un gran fan del músico.

8.  El PAYASO DE BONES


No, no quiero decir que David Boreanaz sea el payaso de Bones, es un tipo divertido que gasta bromas en el set, aunque también según Emily es quien consigue poner paz entre todos y alcanzar compromisos. Que Booth tenga fobia a los payasos o coulrofobia da qué pensar que se trata de una “broma” de Hart Hanson. 


Sin embargo, cuando le preguntaron a TJ Thyne quién era la persona más divertida del reparto de Bones, dijo “Um…” y es que al parecer la cosa es harto complicada. “Todo el mundo en el set está histérico”, respondió. Y añadió “Por alguna razón Tamara (Cam, la doctora Saroyan) y yo no podemos hacer una escena sin partirnos de risa. Nos hacemos reír mutuamente y entonces todo el equipo empieza a reírse y se vuelve contagioso y nadie puede parar de reírse”.

9. UNA DE BICHOS Y ASQUEROSIDADES


En el Comic Con de San Diego de este año, Emily Deschanel ha declarado que la cosa más asquerosa que ha hecho recientemente en Bones ha sido calzarse como un guante la mano de un cadáver. Lo que no ha dicho es que ella no suele ser muy asquerosa.

Tamara Taylor sí ha contado que a Emily se le puede echar encima sangre, tripas, gusanos y ratas que no le molestan, pero lo que no le gusta de ninguna manera son los huesos porosos.

Una vez más es TJ Thyne quién nos habla de los bichos. Él los odia, sí el entomólogo del Jeffersonian odia los gusanos, insectos y demás ralea… pero… no se pone nervioso como Tamara con las arañas o Michaela con las cucarachas. Y ¿sabéis lo que hace? Pues como si fuera un chico pequeño, correr por el set detrás de ellas con bichos en la mano. ¿Os lo imagináis?

10. LOS CADÁVERES DEL JEFFERSONIAN


No podían faltar en esta lista. Los cadáveres asquerosos es una de las señas de identidad de Bones, cuanto más repugnantes y desagradables aparezcan mucho más divertidos para Stephen Nathan. Los encargados de construirlos son los hermanos Yagher y los llevó a la producción de la serie Barry Josephson.

Según cuenta Josephson, cuando estaban rodando los primeros episodios Kathy Reichs estuvo en el set. Hart Hanson y él se pusieron nerviosos por si lo que estaban preparando no le parecía bien. Cuando le mostraron uno de los cadáveres, Kathy lo examinó detenidamente y en silencio (imaginaos como estarían los otros dos, de los nervios, seguro); entonces Kathy dijo “Hum, el intestino grueso es un poco demasiado grueso”. Y respiraron contentos.

;

Sin duda una de las secuencias más asquerosas de descubrimiento de un cadáver es la de The Gamer in the Grease (5.09). ¿Recordáis? Un hombre aparece dentro de un contenedor lleno de aceite y cuando lo sacan se le van desprendiendo trozos de carne y piel poco a poco. Brennan que había pretendido largarse porque aquel cuerpo tenía demasiada carne, tiene que dar marcha atrás y examinar los huesos. Pues bien, cuenta John Francis Daley (el doctor Sweets) que la escena fue aún más asquerosa, porque realmente estaban en una esquina, rodando con un contenedor real y el lugar estaba plagado de cucarachas. No las vimos, al menos Stephen Nathan fue bueno y nos ahorró a todos las arcadas. 


Tiene razón la doctora Brennan, los huesos, una vez limpios, son hermosos, pueden ser divertidos y son el fundamento de Bones.

Y ya está bien de curiosidades por hoy. ¿Resistieron las botellas de rocío? Después de una década con Bones aún me quedan más por descubrir. Conforme lo haga lo iré contando.