viernes, 6 de febrero de 2015

Bones. Anécdotas. De los pies a las tetas.


Ni en términos absolutos ni relativos importa mucho que ganemos o perdamos el desafío helado al que nos ha convocado Fox con este invernal hiato, pero pase lo que pase hay algo que no podemos hacer callar. Porque existe algo llamado "televisión social" y Nielsen también mide "el ruido" en las redes sociales de los programas de televisión no podemos dejar de hablar de Bones.
Y aunque sea verdad lo que Hart Hanson tuitea, aunque la Fox se preocupe ahora más que nunca por nosotros, no podemos cejar, rendirnos, dejarnos vencer por el desaliento, olvidarnos de lo que durante tanto tiempo llevamos siendo: FANS DE BONES.

Tiene razón David Boreanaz, hay que echarle corazón, porque BONESonFox guarde silencio (¿dónde están ahora los que en tiempos de abundancia tanto cascaron?) no quiere decir que los demás permanezcamos mudos. Y no podemos hacerlo porque en cuanto  callemos nos olvidan y mandan a Bones al laboratorio de los antropólogos culturales, para que encima de mesas de acero le hagan la autopsia y desvelen el misterio de porqué gente tan dispar aún seguimos aquí. Pero sabéis qué, que esperen un rato más.

Y no es fácil permanecer inasequibles al desaliento, pero si algo bueno tiene que estemos en la décima temporada es que a falta de noticias podemos darnos un chute de nostalgia, recordar anécdotas de cuando éramos felices y comíamos perdices, de cuando creíamos que en Bones nunca se pondría el sol, hay centenares, miles que recordar. He recopilado unas pocas para abrir boca, ayudadme a encontrar muchas más. No podemos callar, hay que seguir haciendo ruido. Por lo de la televisión social, claro.

¿DE QUIÉN SON ESTOS PIES?


De Brennan ¿verdad?, son de Brennan, de Brennan en ese gran episodio, el mejor de Bones, digan lo que digan, The Woman in White (9.06). Brennan caminando de talones por el laboratorio con las uñas de los pies recién pintados el día antes de la boda. El gif no miente.


Sí, pero… lo que no estoy segura de que todo el mundo sepa es que esos no son los pies de Emily Deschanel sino los de Kim Ettinger, una montadora de la serie y que fueron insertados, y con mucho acierto, porque nada más aparecer nos mueven a risa durante la post producción del episodio.

 ¿CHER O BRENNAN?


Y ya que hablamos de Brennan ¿sabíais que Emily Dechanel era neptuniana? Pero esa anécdota la dejaré para otro artículo más personal, este va de anécdotas de Bones. El caso es que Brennan ha cantado desde pequeña, y muy bien por cierto. Fueron unos nódulos en la garganta los que  le impidieron continuar con la música. 

Al parecer, cuando durante el rodaje del episodio The Wannabe  in the weeds tuvo que cantar Girls Just Wanna Have Fun se puso  muy nerviosa porque se enteró de que Cyndi Lauper, la cantante que la hizo famosa, era fan de Bones y la iba a ver cantar su canción.




No sé si Cher es fan de Bones, ni si Emily se puso nerviosa, pero ella y Eric Milligan, el duo Bonesbabe, convenientemente disfrazados de Cher y Sonny cantaron en agosto de 2008, con motivo de una gala benéfica a favor de una asociación contra el SIDA, la canción más famosa de la pareja I Got you babe. Sólo he encontrado un vídeo del evento de siete segundos, pero merecen la pena sobre todo porque en aquel momento Eric Milligan tendría el corazón destrozado por haber sido despedido  de Bones.





"¿VAS A MATARME?"


Eso le preguntó Brennan a Booth en The rocker in the rinse cycle (5.19), y no, no estaba asustada ni Booth le amenazaba, pero realmente estaba enfadado, muy enfadado, en realidad puede que nunca le hayamos visto tan enfadado con ella. La culpa, el grupo musical favorito de Hart Hanson. La discusión es post detención. Brennan le cuenta a Booth que Andrew Harker (su jefe) le ha regalado un CD de música.
Tiene buen gusto musical —dice Brennanmenos por un grupo que se llama Led Zeppelin.
— ¿Menos por un grupo que se llama Led Zeppelin? —Se pregunta Booth consternado, mejor dicho Hanson por boca de BoothPero si es el mejor grupo de Rock and Roll de la historia, dieron un concierto en Londres, habría matado por una entrada.
Sí, mi editora me ofreció entradas, pero al oír lo de Zeppelin pensé que era un espectáculo aéreo.- Pura Brennan.
—¿Espectáculo aéreo?Booth no puede creérselo, está completamente indignado— Rechazaste lo que probablemente era el último concierto que darán jamás.
Y entonces es cuando Brennan le pregunta “¿Vas a matarme?”
Por supuesto que no, pero ellos eran compañeros y aunque en un momento dado firmasen unos “hipotéticos contratos sociales” con otros, Andrew, Katerine, la bióloga marina (recordad que Brennan ya había rechazado la proposición de Booth) los gustos y necesidades del compañero estaban por encima de todo lo demás. Brennan debía haberle ofrecido las entradas a Booth o tal vez no, tal vez a quien debía habérselas ofrecido era a Hart Hanson, porque después de todo David Boreanaz de quien es fan es de los Grateful Dead.

Una falsa discusión porque de quien de verdad son fan Booth y Brennan es de Foreigner, después de todo Hot Blooded es su canción. Aquí tenéis dos de sus versiones.




CORBATA ANCHA O ESTRECHA


Una disyuntiva que no parece plantearse el agente Seeley Booth, aunque siempre fueron atrevidas, rebeliones silenciosas que le ayudaban a suprimir otros impulsos (Gordon Gordon Wyatt, disit), válvulas de escape de su ira socio económica,  contra la uniformidad impuesta por el FBI  y las tensiones que le provocaba tratar con gente privilegiada (como la hebilla del gallito, que ya jubiló y los calcetines chillones), desde que se casó han dejado de ser divertidas, ahora son sobrias, formales y elegantes como corresponde a un hombre de su edad y condición, un hombre sin tensiones sexuales (la chica es suya); sin embargo hay algo en lo que se mantienen idénticas a lo largo de los años: el tamaño. 


Booth es un fiel seguidor de la moda de las corbatas estrechas, tal vez porque le parezcan que le quitan años, que le hace parecer más sexy, quién sabe, el caso es que sus corbatas siempre son estrechas. Las suyas, que no las de David Boreanaz. Y a Brennan no parece importarle.



Pero no todas las mujeres de Booth han estado de acuerdo con ese peculiar gusto suyo y sí, me he dado cuenta al revisar el episodio The Rocker in the Rinse Cycle (5.19), el único episodio en que luce una corbata ancha, de pequeños delfines, regalo de Katerine, la bióloga marina, que como bien dice Brennan a su manera intentaba pescarle. El aprecio que hace él del regalo, después de sus criticas, salta a la vista cuando están en el escenario. Y mira que era bonita. Pero Booth como ha demostrado en estos diez años es de ideas fijas.

LA POLICÍA ASUSTADA


Me he encontrado este vídeo por casualidad, supongo que algunas lo conoceréis, responde a una campaña contra el cáncer de mama. Se titula TOCA UNA TETA, SALVA UNA TETA y lo pongo porque además de estar protagonizado por Emily Deschanel y Alyson Hannigan (la querida Willow de Buffy) es divertido e instructivo, nos habla de algo que todas las mujeres debíamos hacer con regularidad. Y ojalá que nos ocurra como a Emily, que el susto se deba a... Echadle un vistazo, está subtitulado en español gracias a Arelilebrije.


Hay muchas más anécdotas escondidas en los archivos, seguiré buscando, todo con tal de seguir haciendo ruido, de seguir hablando de BONES.