jueves, 19 de junio de 2014

Bones La Décima Temporada "Evolucionar o morir"


Hart Hanson no será la próxima temporada el showrunner de Bones, ya no nos sorprenderá con ningún spoiler pero seguro que seguirá suministrándonos material para comentar. Ayer tuiteó un artículo del Chicago Tribune que planteaba un tema muy interesante y oportuno para discutir antes de que empiece la décima temporada.

Habla el artículo de la necesidad  que tienen las series de larga duración de evolucionar para mantenerse “frescas” y al mismo mantener la esencia que les ha llevado al triunfo, de ser originales y al mismo tiempo conseguir que los fieles seguidores acepten los cambios. Sobre todo teniendo en cuenta que el panorama actual de la televisión norteamericana el lema es “Evolucionar o morir” porque la forma de ver y hacer la televisión está cambiando.


Eran tiempos nuevos, todos teníamos diez años menos
 Y es que a las cuatro grandes cadenas de televisión les han salido nuevos competidores que les roban espectadores. Neflitx, Amazon, las nuevas plataformas online, que ponen a disposición de sus suscriptores series completas como Orange is the New Black, están cambiado la forma de ver la televisión. Los espectadores son cada vez más dueños de su entretenimiento: cada uno ve lo que quiere, cuando quiere y como quiere sin necesidad de esperar semanas y aguantar la publicidad.

Pero además también ha cambiado el formato de las series, las que ahora triunfan, salvo las de Shonda Rhimes, son las “series limitadas” de las cadenas de cable y la última novedad, las series de una sola temporada que atraen  a los grandes actores de Hollywood más dispuestos a comprometerse por diez episodios que por siete años, el contrato tipo que firman cuando hacen una serie de una de las grandes cadenas. American horror Story con Jessica Lange, True Detective con Matthew McConaughey y Woody Harrelson, Fargo con Martin Freeman y Billy Bob Thorton marcan tendencia.


Éste parece que ha atrapado a Brennan
Quien peor lo tienen en esta situación son los procedimentales autoconclusivos, es decir las series de crímenes y policías que temporada tras temporada, durante veintidós episodios, cuentan crímenes y atrapan criminales; parece como si su tiempo hubiera ya pasado. Bones es uno de estos procedimentales, llevan haciendo desde septiembre de 2005 las mismas cosas, episodio tras episodio, un cadáver asqueroso, dos o tres sospechosos, tres o cuatro frases en jerga científica y criminal atrapado. 



Su éxito se ha fundamentado en la relación entre sus personajes principales, en la tensión sexual entre Booth y Brennan; en la exploración del carácter de los personajes. Un éxito que le sitúa en el Top de los 50 shows más vistos de la temporada pasada y contar, con un colchón de casi siete millones de espectadores, casi, porque  en relación con la temporada 2012-2013 la audiencia ha descendido un 11 por ciento, una vez más la fuente el propio Hart Hanson.




En el artículo citado Hart Hanson y Stephen  Nathan hablan de Bones, como siempre parece que bromean, pero al final dicen lo que de verdad les interesa y así hablando de la relación entre Booth y Brennan dice Hart "Alrededor de 2009 o 2010, tuvimos un montón de presión de todo el mundo para ponerlos juntos". "Nos miramos el uno al otro  y dijimos: 'Todavía no es tiempo." Los fans no saben que es la frustración [en la relación de los personajes] los que los mantiene mirando. "

Y es cierto. Es la espera, el anticipo de lo que está por venir lo que hace que uno vuelva una y otra vez, aún a sabiendas de que no le van a dar completa satisfacción, es su juego. 


Nathan, teórico lo explica más técnicamente “Se trata de buscar la evolución natural de la serie. Si se sigue la evolución natural de los personajes en lugar de imponer lo que los personajes hacen, te llevan en diferentes direcciones” Y Hanson, bromeando, añade “That’s a terrible answer. We’re geniuses who have balanced a delicate crystalline structure over nine seasons, with constant debate.”


¿Hasta cuándo pueden seguir estos dos genios haciendo lo mismo? ¿Se le ha agotado el tiempo el tiempo a Bones? ¿Será la décima la última temporada? ¿Cuál sería la evolución necesaria para recuperar ese 11 por ciento de audiencia perdido, para atraer nuevos espectadores? 



Visto lo que dijo Stephen Nathan a Tv Guide y Give me my Remote al final de The Recluse in the Recliner, las únicas declaraciones que por ahora existen sobre lo que ocurrirá en la décima temporada, no parece que se hayan planteado la evolución. Resolveremos todo lo que necesitamos para resolver para ponernos de nuevo en marcha”, dijo Nathan. ¿Cómo lo harán? ¿Cómo librarán a Booth de la acusación de asesinato de tres agentes del FBI que es la que, cuando se inicie la temporada, lo mantendrá en prisión?


El mismo Stephen Nathan aun sin querer ser demasiado explicito da la respuesta: Brennan averiguará la identidad de los individuos que atacaron su casa, cómo consiguieron sus acreditaciones, demostrará la falsedad de las mismas, su no pertenencia al FBI. Aplicarán a Booth el eximente de legítima defensa y Stark el subdirector le hará entrega al final del episodio 1, todo lo más tardar al final de segundo (sería un milagro) de su placa y su pistola y Booth porque es un patriota la aceptará. De nuevo listo para el servicio. Una temporada más resolviendo crímenes como en las nueve precedentes.


Luego, de vez en cuando, bucearán en la historia del FBI, porque sobre la conspiración quedará mucho por descubrir  “Esto va a ser como pelar las capas de una cebolla”, dijo Nathan y entregarán un episodio en el que aparezca que se acercan a los conspiradores pero la resolución final se pospondrá, no en balde lleva funcionando más de veinte años y afecta a todos los resortes de los poderes del estado. Y provocará la frustración y la insatisfacción de los personajes que se plantearán si merece la pena seguir haciendo lo que hacen.


¿Verdad que parece que Hart Hanson y Stephen Nathan están preparando el final de la serie y no su renovación para la temporada once? Claro que  luego ocurren los imprevistos, las decisiones personales, el devenir del día a día y todo cambia en un santiamén. Lo más razonable es esperar a que se estrene la temporada, a qué la Fox tenga un nuevo presidente de entretenimiento y ver el comportamiento de los estrenos de la cadena. Y rezar. Tal vez el cielo se apiade de las Boneheads y los productores de Bones decidan evolucionar y no morir.

Por cierto que el guionista más tuitero de Bones, el único que en época de silencio como la actual mantenía el interés de las Boneheads ha anunciado que deja Bones.


¿Quién se encargará ahora de animarnos? ¿Quién nos jaleará?