viernes, 11 de diciembre de 2015

Bones. The Doom in the Boom: Una explosión y dos bombas.


A resultas de la posterior reseña, una opinión rápida sobre lo sucedido anoche en el episodio The Doom in the Boom (11.10), con el que Bones cerraba la temporada de otoño.

Una de las cosas más divertidas de ser fan de una serie es formar parte de una comunidad. El fandom de Bones, las fieles boneheads, se caracteriza por ser pacífico, aunque a veces se armen algunas tremolina, pero sobre todo por responder a los estímulos de los productores.



Para este final de temporada muy intencionalmente como era su obligación, actores, escritores y productores se encargaron de caldear los ánimos con declaraciones y spoilers, que si cambio de juego, que lo que estaba por suceder cambiaba el desarrollo de toda la temporada, que tuviéramos miedo. Genial, eso es hacer muy bien su trabajo. Y lo han hecho, han utilizado todos los medios a su alcance para acrecentar nuestra ansiedad; por no haber,  no ha habido promo del episodio y los vídeos adelantados los retuvieron hasta última hora, se empezaron a publicar pasadas las 22 horas de España.



Y los fans respondimos,  los comentarios en Twitter, públicos y privados, hervían de conjeturas ¿quién moriría? ¿Hodgins, Arastoo? ¿Estallaría una bomba, estallarían dos?

Acabo de ver el episodio, un episodio al que se le nota que fue escrito, en principio, para traer de nuevo a sus trabajos a Brennan y a Booth, como estreno de la temporada.  Y también que “el centro” no es el protagonista, que lo son los que se quedaron. Tenso y escalofriante por instantes, con su dosis de humor por parte del doctor Hodgins, resulta un entretenido episodio


Los showrunners han jugado sus bazas, no nos han mentido. Todo lo que los spoilers vaticinaban ha sucedido y para Angela y para Hodgins va a producirse un drástico cambio. La vida pacífica y gratificante que conocían desaparecerá y ante ellos se abre un futuro de lucha y por los que nos han advertido, por momentos lleno de ira y desesperanza. Aunque como esto es Bones al final todo terminará bien, tiene que terminar bien.


Y sí anoche hubo dos bombas. Una estruendosa, que estalló al principio del episodio, mató a cuatro policías y propició que Aubrey sumase votos para su carrera senatorial, que se convirtiera en un héroe;  y la otra, silenciosa que afectó, al final del episodio, al doctor Hodgins y llegó en silla de ruedas.




La respuesta emocional de la pareja y de la familia del Jeffersonian la veremos esta primavera, y no se solucionará en un episodio, la silla ha llegado y se quedará por un tiempo.