lunes, 4 de abril de 2016

Bones. The Killer in the Concrete (2.18) El poder de la promesa.


Hoy se cumple  9 años, ¡¡9 años!! del estreno de uno de mis episodios favoritos de Bones, The Killer in the Concrete  (2.18) se estrenó el 4 de abril de 2007. No es uno de los grandes episodios de Bones, pero para mí  es uno de esos episodios pequeños que han hecho grande a Bones, uno en el que el poder de la promesa se renueva. Era necesario porque estábamos aún en la segunda temporada y Brennan se negaba a pensar que ya había encontrado su destino, el amor de Booth.


The Killer in the Concrete no trata como al final del episodio canta Poco de que al final del día Brennan regrese a casa junto Seeley Booth, sino de un gran paso en la educación de Brennan, de un gran paso en su aceptación del amor, en este caso del amor de su padre.



De hecho The Killer in the Concrete es la continuación del episodio The Judas on a Pole (2.11), el episodio en el que por fin Max Brennan se da a conocer a Brennan y a Booth, el episodio en el que mata al director del FBI que intentaba acabar con Brennan y su hermano.



¿Es su padre un asesino? Brennan cuando comienza The Killer in the Concrete está convencida de ello, de hecho llama a la policía denunciando su presencia en el cementerio donde ha ido con Angela para conmemorar el primer aniversario del enterramiento de su madre, es más, luego cuando aparece en su apartamento llama a Booth para que le detenga. En ella aparentemente no hay sentimientos hacia el hombre que la abandonó, sólo ley y racionalidad. Y sin embargo…



Y sin embargo un hombre que mata para proteger a su familia no es un asesino…, lo dice Booth, lo dice Max y  Brennan terminará aceptándolo y lo hará no sólo porque sea el único que le ayude a salvar la vida de Booth (la posibilidad de que Angela le ayude con su capacidad de escupir muy lejos, ni se plantea), lo hará porque es su padre, porque la quiere y lo sabe.



Porque y esa es otra de la gran novedad del episodio, Brennan salva la vida de Booth. Hasta ahora le habíamos visto a él salvándola a ella en Two Bodies in the Lab (1.15), en  Aliens in a Spaceship (2.09), pues por primera vez, que no la última, Brennan salva a Booth y al intentar salvarle muestra la fuerza del sentimiento que la une a él. La caza recompensas recibe una muestra como en su día la recibirá la enterradora  en The Hero in the Hold (4.14).


Y era necesario que en esos momentos de la serie se mostrasen en esos sentimientos. Brennan, no lo olvidemos, sólo dos episodios antes en The Boneless Bride in the River (2.16) había roto con Sully, había optado por no seguirle en su aventura y continuar con su vida, las fans sabíamos que en realidad lo hacía por Booth, que inconscientemente elegía a Booth,  pero las fans que todavía no éramos Boneheads necesitábamos una prueba. Y Hans Hartson, más listo que el hambre nos la dio.





Que para ello fuera necesario que Booth perdiese su muela, que perdiese su pistola, que fuese envuelto por un hombre viejo e impedido en una alfombra, que pareciese un perrito caliente con gabardina y que fuese torturado por dos mafiosos sin cabeza podría resultar un pago demasiado oneroso para todo un agente especial del FBI, pero no para Booth, él también confiaba en el poder de la promesa. Todo estaba bien.