sábado, 8 de octubre de 2016

Bones conspiración. Y en el final, Booth despertará


Me encanta cuando las boneheads la lían en Twitter.  No suele pasar muy a menudo, pero cuando la lían la lían. Faltas de la dosis semanal  de Bones, a la mínima insinuación se vuelven locas, nos volvemos locas. Anoche se lio. Todo empezó con un tuit de Emily Silver, la antigua guionista de Bones, quien escribiendo  The Flash debe aburrirse y echa de menos a Bones y  las boneheads.
¿Y si Booth está todavía en coma y su matrimonio con Brennan ha sido sólo un sueño? Se preguntaba en el tuit y lo acompañaba con el poema de Carl Sandburg que es icónico para todas las fans de la serie. "Nada sucede sin que antes haya sido un sueño". 



La respuesta de las Boneheads no se hizo esperar, las hubo que se rieron, quienes le pidieron que se mordiera la lengua, las sensatas a quienes les pareció una solemne tontería porque Bones no es Dallas (recordad que JR se pasó todo un año en coma) y las que no querían oír hablar de ello y la llamaban cruel.
Otras hubo a quienes la idea les pareció maravillosa y, además ahondaban, al más puro estilo Hodgins, la conspiración. ¿Y sí él se despierta y Bones está casada con otro hombre y tiene sus hijos?  Eso, eso, qué pasaría.  Emily Silver confesó que se le rompería el corazón.
Por supuesto al final, rectificó, y Emily Silver confesó que  todo había sido un chiste, asegurandonos que por lo que ella ha oído nos va a encantar la nueva temporada.


Según la Wikipedia una Teoría de la Conspiración es aquella que intenta explicar un acontecimiento de manera diferente a la oficial. En el caso de Bones ¿sería posible que todo lo que hemos visto hasta ahora desde pongamos el final de la Cuarta Temporada no fuese “realidad”?  ¿Qué todo lo que desde entonces hemos visto forme parte del libro que Brennan estaba escribiendo y que le leía a Booth? ¿Podría tal vez ser una alucinación de Booth en coma? 

Desde ya os digo que en mi opinión en el final de Bones12, Booth no se despertará del coma. Después de ocho años sería un fraude y echaría por tierra toda la historia, la grandeza de Bones, la reputación de Hart Hanson y de los guionistas por los suelos. Sería una grandísima incoherencia con el relato que nos han contado durante once temporadas. Las teorías de la conspiración están muy bien, pero para que tengan un mínimo viso de ser verdaderas  deben estar respaldadas por pruebas más o menos evidentes. Y yo no sé vosotras, pero yo no he visto  ningún episodio en el que se haya hecho una mínima referencia a que lo que estábamos viendo no fuera una “realidad”.



Pero son divertidas. Juguemos un poco  ¿en algún momento del largo devenir de Bones, pongamos desde el  final de la Cuarta hasta que Fox la renovó para la Sexta Temporada pudo rondar por la cabeza de Hart Hanson la idea de que si tenía que acabar la serie lo haría despertando a Booth del coma? ¿Podría  toda la Quinta Temporada ser parte del libro de que Brennan le leía a Booth? Para mí que no. Para mí tendría más sentido que todo fuese una alucinación de un Booth comatoso. Un Booth enamorado que una y otra vez es rechazado por Brennan y sin embargo permanece siempre a su lado.


En esa teoría encajarían sin muchos problemas episodios como Harbingers in the Fountain (5.01), The Proof in the Pudding (5.12), The Devil in the Details (5.14); y sobre todo The Parts in the Sum of the Whole (5.16) y  The Death of the Queen Bee (5.17), episodios en los que  el amor de Booth por Brennan es sometido a prueba.

El crédito de este gif corresponde a Jigsmave tumblr

También tendría lógica la desazón de Brennan en The Boy with the Answer (5.21) como el principio del fin. Ante la falta de respuesta de Booth, una  Brennan  cansada se marcha del Jeffersonian, deja de resolver crímenes y vuelve a su primer amor, la antropología pura. Luego Booth se despierta y Brennan cambia de opinión, se queda con él. Un beso sería un gran final de serie y  Bones hubiera quedado lista para un posible remake. Pero Fox la renovó y en la Sexta Temporada el juego cambió, Booth estaba bien despierto.



Teorías y teorías… seguidme el juego ¿y si Booth no quiere despertarse al final de Bones12 porque está muerto y todo lo que hemos visto hasta ahora es una alucinación de una Brennan medio loca de dolor? ¿No recordáis con que desesperación luchaba para que no perdiera el conocimiento tras el disparo de Pat, la gorda, en The Wannabe in the Weeds (3.14)? ¿Con cuánta ira se revolvió, le disparó y la mató? ¿Con que ansiedad le gritaba “Vamos, Booth, vamos… vamos”, mientras sobre los ojos de Booth caía la oscuridad? 

Así tendría sentido el increíble comienzo del episodio The Pain in the Heart (3.15). ¿Cómo una mujer a la que le matan a su amigo, a su compañero pretende seguir trabajando el día de su funeral como si el muerto no tuviera nada que ver con ella? Brennan podía ser inepta socialmente hablando pero sentía empatía, compartía el dolor de los demás.



Hasta el puñetazo que le dio cuando descubrió que había fingido su muerte podría ser el que quisiera darle por haberla dejado sola.

También descubrir que Zack, un buen hombre, era el ayudante de Gormogon, un imbécil desdentado que comía el hígado de sus víctimas con cuchillo y tenedor, ¡si hasta entonces nos habían dicho que roían los huesos con los dientes!  Algo así sólo podía ser ideado por una mente enferma.




Con esa interpretación dos escenas finales de episodios de la Cuarta Temporada adquieren otro significado. La primera la de The Double Death of the Dearly Departed  (4.22) cuando Booth le pide a Brennan que cuando muera vuelva a hablar con él. Eso es precisamente lo que estaba haciendo Brennan, hablar con un Booth que no podía responderle, porque viéndose con sus ojos se vería mejor persona.


La otra, es la escena final del episodio The Bones That Foam (4.16), una escena en la que cuando funden a negro dejan colgadas en el aire las mismas palabras “Vamos, Booth, vamos”,que dijera Brennan en el final de The Wannabe in the Weeds (3.14), como si no tuviera nada que ver con el episodio, como si lo estuviera llamando, como si quisiera obligarle a volver con ella.


Pero todo esto es un cuento, un juego. La “realidad de Bones” es la que durante once años nos han contado, la que ha contribuido, ahora que Fox celebra su treinta aniversario,  y que los de TVLine han seleccionado las 30 mejores series de su historia, a que Bones aparezca en el puesto 30 (ver aquí). Sustentan su elección en que desarrolló, gracias a la química de la pareja de Booth y Brennan una de las mejores relaciones con tensión sexual no resuelta (Lo harán/no lo harán) de la televisión.

Y es verdad, una gran verdad, Hart Hanson firme partidario de no dar a la audiencia lo que quiere, de calentar la brea lo suficiente para que nadie se abrase, de dejar a los fans siempre con ganas de volver a por más, lo consiguió. Durante las seis primeras temporadas, las de las audiencias de 10, 11 y hasta 12 millones de espectadores, todos los fans estuvimos siempre esperando, deseando más.



¿Qué de raro es que por un tiempo, para calmar nuestra insatisfacción, algunas se contasen, nos contásemos una historia alternativa? Pero lo cierto y verdad es que Bones es Bones y que el final de Bones12 dará cumplida satisfacción a todas nuestras esperanzas. Seguro.