viernes, 23 de diciembre de 2016

Bones. Elección episodio favorito.


30 favoritos de 234 episodios, 30 nos propone Fox para nominar nuestros doce episodios favoritos de Bones, pero no sé a vosotros pero vistos los nominados yo echo de menos como mínimo cinco episodios y me sobran otras cuantos. Toda selección es subjetiva y mucho más tratándose de episodios de una serie de televisión, pero pienso que en el caso de Bones al menos en diez todos los fans estaremos de acuerdo. Puedes votar a tus favoritos en la página de Bones en Fox (ver aquí ) y puedes votarlos cuantas veces quieras.


La persecución de Booth a Brennan por la calle me convirtió en fan de Bones, pero no por eso es mi episodio favorito, los hay mucho, muchísimo mejores, al Piloto se le notan demasiado las intenciones y ofrece demasiadas explicaciones. Bueno, pero no de los mejores.


"El hombre en el refugio" en español, un episodio genial, divertido, emocionante con una gran presentación de los personajes. Una cena de Navidad inolvidable y una unidad autopropulsada con una gran personalidad. Me encanta, está entre mis diez episodios favoritos.



"Dos cadáveres en el laboratorio", otro de los grandes episodios de Bones, el baile, la canción, las bombas, las llaves, la pelea de Brennan para salvar su vida, el disparo de Booth que finalmente la salva, el abrazo consolador y finalmente dos soledades brazo con brazo pero sin tocarse. Genial.


"La mujer en la arena", Booth y Brennan en las Vegas, mejor dicho, Tony y Roxie, él era un viejo boxeador, ella se parecía a una maestra que ponía a cien a los chicos. Y por cierto "Su chico no era un pringao", divertidísimo.


"Alienígenas en la nave espacial", otro de los grandes episodios de Bones, emocionantísimo, la lucha contra el reloj de Hodgins y Brennan, su confianza en que Booth los rescatara "Tú tienes fe, nena", le dijo Hodgins, y luego llorando gritó "Quiero a Angela". Y Booth corriendo tras un hilo de humo, dando gracias a Dios por haberlos salvado a todos. 


"La momia en el laberinto". Un buen episodio, una mala cita de Clark Ken y la Mujer Maravilla,  con pistolones, disparos y serpientes, Catwoman, Cher, el capitán del Titanic y la parte trasera de una vaca. Divertido, pero no estaría en mi selección de los doce favoritos.


"El Santa Claus en la nieve". Un regalo inesperado de una Caroline demasiado traviesa. El muérdago, el chicle, la emoción, los barquitos y las mentiras de los implicados "Como hermanos" "Pues si que quiere a su hermano".


"El bebé en la rama". Uno de mis episodios favoritos de Bones, aunque nunca llegaría al top 12. El acierto fue de casting, el bebé Andy fue un gran actor que nos encandiló a todos, el pobrecito se parecía demasiado a Brennan, su madre muerta y su padre un delincuente, menos mal que al final consiguió una familia, su tía Brennan era por entonces demasiado gruñona "Porque tenga pechos eso no significa que tenga poderes mágicos  con los niños". 


"El veredicto de la historia". Un buen episodio, pero "Demasiado corazón, Bones, demasiado corazón". Que una mujer tan amante de la verdad como Brennan se aviniese a manipular a la justicia para salvar a su padre, al hombre que la abandonó nos dice que su corazón es muy grande, que si no lo hubiese tenido por entonces encerrado bajo siete llaves, lo tendría partido.


"El dolor en el corazón". El puñetazo que le pega a Brennan a Booth en su supuesto funeral debería habernos puesto sobre aviso de que sería un episodio violento, y lo fue, para nuestros corazones. Ni Brennan ni Zack se merecían la "lógica del maestro"; ahora, en Bones12 repararán los daños.



"Doble salto mortal". Divertido, un buen episodio con la aparición estelar de Buck y Wanda, una Wanda tuerta mucho más valiente que Brennan. Y qué decir del lanzador de cuchillos, directos al corazón de las fans.


"Hay muertos que mueren dos veces", así que están bien muertos. Un genial episodio, uno de mis favoritos, divertídisimo, el discurso loco de Hodgins, el himno que canta horriblemente Booth y el gran final entre él y Brennan. 


"El final del principio". Genial. Yo me lo creí, me creí el título, me creí que las palabras de Hodgins, el escritor de novelas policíacas, nos contaban el pasado, pero que al final, es decir en la quinta temporada Brennan aceptaría los riesgos: “Amas a alguien y te expones al sufrimiento, esa es la triste realidad. Tal vez te rompan el corazón, tal vez le rompas el corazón y nunca serás capaz de mirarte a ti mismo de la misma manera, son los riesgos.”


"Precursores en la fuente", una gran decepción, nos engañaron, en este sí, como Sweets engaño a Booth con los scaners de su cerebro. El amor no es química. El caso es que el Tierno, duro, super agente con puños de acero y corazón de león” y nosotros tuvimos que conformarnos con la segunda opción, continuar esperando.



"Un papá Noel muy explosivo". Un buen episodio, sobre todo en la parte en que Booth recita la letanía de los santos. 



"La prueba del puding". Otro gran episodio, una original revisión de la historia norteamericana,


"Las partes en la suma del todo". Uno de los grandes, grandes episodios de Bones. Descubrir cómo se conocieron Booth y Brennan, como se produzco el flechazo y como llegó el fracaso, no añadió nada extraño a su historia, pero nos hizo disfrutar. Incluso el frustrarte final tenía por entonces alguna razón de ser:
Yo soy el jugador, habría que darle una oportunidad. Así que quiero intentarlo. Pero ella le contestó.
—No soy como tú. Yo no soy jugadora, soy científica, no lograré cambiar. No sé cómo hacerlo, no sé cómo hacerlo.



"La doctora en la foto". Para que Brennan experimente una epifanía, para que reconozca lo que siente su corazón y deje a un lado su racionalidad su universo tiene que ponerse del revés. Se puso y cambió, sólo que había llegado tarde, aunque luego se vio que no. Sí fuera crítico de televisión diría que es el mejor episodio de Bones. Soy fan y digo que es el segundo mejor.


"El apagón en la tormenta". Un buen episodio, en el que la diferencia la marca la dirección de David Boreanaz, que el apagón nos muestre otras formas de hacer ciencia resulta de lo más instructivo. La trama entre Booth y Brennan de las de amagar y no dar. La de Hodgins y Angela sentimental, demasiado sentimental tal vez.



"El agujero en el corazón". Un disparo que supuso un milagro. Una muerte que trajo un nacimiento. Por cierto, aunque a la gente no le guste a mí no me importó que fundiesen a negro con Brennan entre los brazos de Booth. La intimidad es la intimidad.


"El cambio del juego". Oficialmente es el episodio que lo cambió todo, para mi que fue The Doctor in the Photo, pero acepto que la última escena es la que nos ha traído hasta aquí.


"El Prisionero en la tubería". Me encanta, me encanta que a Brennan se la tuvieran guardada después de sus declaraciones sobre el nacimiento de Jesús y sobre la Virgen María como mujer soltera. Me encantó la metáfora. Christine también nació en un establo, no había posada para sus padres.


"El patriota en el purgatorio". Una gran historia y un gran episodio de homenaje a un suceso tan trágico como el 11 de septiembre. Bien por Bones por hacerlo.


"El disparo en la oscuridad". Buenísimo, disfruté con el encuentro entre Brennan y su madre, con sus reparos a que quien no fuera Booth supieran lo que le estaba pasando. Un gran episodio, entre mis diez favoritos.


"El sentido del sacrificio". Un buen episodio que llegó demasiado tarde, lo mejor el final. 


"La mujer de blanco". Mi episodio favorito de Bones. La identificación de Brennan con la poeta Emily Dickinson era de lo más apropiada. Genial.


"La Conspiración en el cadáver". Un buen episodio, muy valiente al matar a un gran personaje como era el doctor Sweets, "la conspiración" que nos había tenido en vilo la última parte de la novena temporada resultó un poco truculenta y de andar por casa.


"El 200 de la Décima". Un divertido episodio, al que la magnífica dirección de David Boreanaz le da la textura de una película de los años cincuenta, un gran lujo. Para mí le falta el alma de Bones, pero aun así es un gran, gran episodio.


"La película en el proceso". Un episodio genial, un regalo para los fans. Sin duda entre mis diez favoritos de todos los tiempos de Bones.



"La pesadilla dentro de la pesadilla". Un gran episodio y una gran dirección de David Boreanaz. Nunca fue un título de Bones tan literal como este. Una pesadilla de la que Brennan despertará y nos traerá de nuevo al Jeffersonian al doctor Zack Addie.