jueves, 1 de diciembre de 2016

Bones. Mi final ideal. El legado.



de Zeneida Miranda. @Zeny_Mackenzie

La historia que voy a relatar comenzó hace muchos años cuando el destino cruzó las vidas de la mejor antropóloga forense del mundo y un agente especial del FBI y es solo mi visión de cómo me gustaría que acabase. Con un punto y seguido.





Ninguno de los dos, y mucho menos ella que no creía en nada que no pudiera demostrar la ciencia, podía imaginar, aunque para ser sinceros él lo deseó desde que la vio por primera vez, que sus caminos entrecruzarían de tal forma que acabaron convirtiéndose en un solo sendero.



Un largo paseo por la vida que ahora, años después, recordaban con una sonrisa pero que, había estado muy lejos de ser fácil: secuestros, asesinatos, pérdidas y sufrimiento se mezclaban en sus memorias con recuerdos de una fuerte amistad que dio pie a una sólida relación que salió airosa de numerosos baches. Superaron juntos todas las pruebas que les puso la vida y eso, les unió más si cabe.


 Ahora, sentados en el confortable sofá de su preciosa casa, su hija duerme con la cabeza apoyada sobre las piernas de su padre y su bebé descansa sobre el pecho de su madre. El último gran malo ha sido vencido, una vez más, trabajando en equipo, con su gente, pero siendo ellos el centro.





¿Cuánto más vamos a seguir haciendo esto?- preguntó Booth mientras acariciaba el pelo de Christine.
 – Intentamos dejarlo y no pudimos, supongo que para siempre- contestó ella a la que aún dolían los golpes que había recibido.
¿Y qué hay de ellos? - cuestionó en referencia a sus hijos.
Es nuestro legado, hacer que este mundo sea mejor para ellos.
Estoy cansado.


Crédito del gif becauseyoulovemebb

Ha sido un caso duro, ¡vamos a la cama!- con cuidado de no despertar a los niños se levantaron, dejaron a cada uno en su habitación y se fueron juntos a la que compartían-. Solo es un bajón Booth.
 – Lo sé...es solo que no me gusta verte en peligro- confesó besándola.

Después del secuestro del que fue víctima por parte del que había sido su ayudante, Booth se había vuelto más controlador y posesivo con ella. Discutían día sí y día también porque ya no la quería con él haciendo trabajo de campo y Brennan no estaba dispuesta a quedarse en el laboratorio. No cuando él mismo le había enseñado la vida más allá de las paredes del Jeffersonian.

Esa noche durmieron abrazados y la ansiedad de él se disipó. A la mañana siguiente, otra víctima, otro caso, otro asesino. Y no, no lo dejaron. Y su legado se expandió.




 – ¡Está guapísima!- exclamó un emocionado Booth en el patio de butacas del salón de actos.
 – Y es la más inteligente, sus notas son las mejores de la promoción- apostilló una orgullosa Brennan- Es fantástico que hayas podido venir, Parker, significa mucho para tu hermana.
No me lo habría perdido por nada del mundo- contestó el joven convertido en una fotocopia exacta de su padre.
 – ¡¡Ya empieza!!- gritó emocionado Hank, el benjamín de la familia.



La voz del maestro de ceremonias dio la bienvenida a todos los familiares y amigos de los graduados. Entre ellos, una joven rubia, con unos grandes ojos azules esperaba expectante su nombramiento. No habían querido decirle cuál era el resultado de sus últimas pruebas y ninguno de ellos era consiente de dónde iría a parar. Un nombre, tras otro y otro más y entonces pasó.

Oficial asignado como enlace para trabajar en casos de asesinato con el Instituto Jeffersonian... Agente Especial Christine Booth- todos aplaudieron. Booth lloró y Brennan grito emocionada.



¡Es ella!- exclamó.
 – Es nuestro legado- contestó Brennan.

Christine cruzó, unos días después, las puertas del Jeffersonian sintiendo los nervios en su estómago. Ella prácticamente se había criado allí. Era un lugar en el que siempre se había sentido cómoda.

Doctor Michael Vincent Stacatto Hodgins

Su familia entera trabajaba o había trabajado en el departamento forense. La sala de huesos del lugar lleva el nombre de su madre en honor a los años de servicio. Pero era la primera vez que entraba como Agente, su primer día en el puesto que siempre soñó. Desempeñando la labor que durante toda su vida vio ejercer a su padre con orgullo. Reconoció el rostro dulce de su primo Michael Hodgins que le sonrío infundiéndole valor y caminó hasta la plataforma forense.



¿Doctora Saroyan?- preguntó formalmente y le hizo gracia, su tía Cam era la única que aún no se había retirado y seguía dirigiendo la institución con mano firme- Se presenta la Agente Especial Booth, tenemos un homicidio y me gustaría saber ¿quién es el antropólogo forense con el que trabajaré?

Doctor Seeley Lance Wick

Encantada de tenerle entre nosotros, agente Booth- Camile mantuvo la formalidad del momento, aun se le hacía raro llamar así a otra persona que no fuera Seely- Le presento a su compañero, Doctor Lance Wick- Christine fijó su mirada azul en aquellos ojos marrones que tan bien conocía, siempre había sentido algo diferente a por Lance, algo a lo que nunca quiso ponerle nombre. Él sonrió y Cam supo que éste sería el principio de algo grande.

Agente especial Christine Angela Booth

 Me gusta imaginar el último capítulo como un nuevo comienzo. Darle a la historia de Booth y Brennan el punto final que ambos merecen, pero no les veo dejando de trabajar. Así que he imaginado esta realidad en la que su hija, toma el relevo y se forjan nuevas relaciones.