jueves, 29 de diciembre de 2016

Bones. Lo mejor de 2016



Un año decisivo para Bones este 2016 que termina; comenzó con la serie fuera de la programación en un largo hiato sin, por entonces, fecha prevista de finalización; con la zozobra por lo que le depararía el futuro ¿la renovaría o la cancelaría Fox? y termina con el “series wrap” que pronunció David Boreanaz al finalizar la última toma del último episodio de la última temporada de Bones. Porque Bones, la producción de Bones ha concluido en 2016. 


Y aunque para mi corazón de adicta, para mis tripas, que diría Booth, resulta muy duro aceptar, tal vez porque después de 11 años algo de la racionalidad de Brennan se me ha contagiado, pensando más con el cerebro que con el corazón, creo poder decir que lo mejor que le ha sucedido a Bones en 2016 ha sido su renovación para una temporada más, final y última.


Y lo creo porque visto el desinterés de Fox por Bones, vista la Undécima temporada en la que se aprecia que se trata de un tiempo extra antes del pitido final, esta última renovación no sólo acaba con todas las zozobras, con los finales frustrados, como el de la Décima Temporada, sino porque da la oportunidad a productores, elenco, equipo de preparar un final adecuado en 12 episodios serializados y permite que todos juntos, equipo, elenco y fans despidamos a Bones como se merece, como la gran serie que ha sido, que es.


Nada es eterno en este mundo y todo lo que nace muere. Sí la cadena atenta a su negocio decidió dar por concluida Bones, poco podemos los fans objetar salvo que se le dé el gran cierre que se merece; porque aunque del “duelo” por la pérdida nadie nos librará, será más llevadero si el final nos deja como recuerdo imágenes emocionantes del adiós.

LO MEJOR DE BONES11



Sin duda las expectativas cargadas de nostalgia que nos hicieron olvidar que en Bones11 jugábamos la prórroga. Decía Shakespeare, con perdón, que nunca había podido leer un cuento o una historia en que se deslizaran exentas de borrascas las corrientes del amor verdadero. Creo que si hubiera presenciado la última temporada de Bones no habría pensado lo mismo. Y eso que no pudo comenzar mejor, con los dos primeros episodios The Loyalty in the Lie y The Brother in the Basement, en los que el amor de Booth y Brennan fue sometido a una dura y cruel prueba.

Luego,  recuperada la “felicidad” de la pareja, Collier y Peterson, los nuevos showrunners, cumpliendo con su objetivo de  “no hacer daño para que Hart Hanson pudiese golpear al final la bola”, decidieron que su corazón descansase en la cotidianidad de su hogar, que su discrepancias naciesen de sus diferencias de carácter, de su distinta visión del mundo y dejaron de profundizar en los personajes de Booth y Brennan.



De esa falta de tensión dramática entre la pareja protagonista se resiente toda la temporada, de que en dieciocho episodios, sus tramas, algunas divertidísimas, hayan sido banales, de que salvo contadas ocasiones, sus discusiones han estado motivadas por “tira unos calcetines”, “guarda una hebilla”, ”qué postura prefieres la de la página 187, la de la 214 o la de la 92”.




En la Undécima temporada Booth y Brennan han sido protagonistas en sólo cinco episodios, los dos episodios del estreno de la temporada y los otros tres vistos en 2016 The Monster in the Closet (11.13) The Movie in the Making (11.18) y The Nightmare within the Nightmare (11.22), en el resto, aunque el pasado planeó sobre ellos, un pasado amable, se han limitado a ser testigos del sinvivir de los demás, porque a pesar de las promesas de centrar de nuevo la serie en Booth y Brennan nunca antes había sido Bones tan coral, nunca antes habían cedido el protagonismo dramático  al resto del equipo.




Durante 2016 sólo hemos visto once episodios correspondientes a la última parte de la temporada once y han estado marcados por lo que sucedió en The Doom in the Boom, (11.10), el último episodio emitido en  2015, la bomba que estalló y cuya consecuencia más duradera es la trama serializada de  la parálisis del doctor Hodgins, y su “actitud” sarcástica e iracunda, su doloroso enfrentamiento con la pérdida. Trama que nos ha dejado no un gran episodio sino duros y emocionantes momentos.  



Sólo al final, como no podía dejar de ser para preparar la última temporada, Collier y Peterson vuelven a centrarse en Booth y Brennan y con la excusa del regreso del doctor Zack Addie provocan en Brennan un colapso emocional,  disfrazado de pesadillas, que será, sin duda, otra de las fases del crecimiento personal del personaje. 

1. IMAGEN FAVORITA


No podía ser otra. Es para mí el compendio de la esencia de Bones, un esqueleto con corazón. La ha pintado Christine, una niña en la que nadie al principio creía, ni siquiera la mujer que le iba a dar la vida. Pero la concibió y todo cambió.

La imagen es la base de uno de mis diálogos favoritos de 2016, pertenece a la escena final del episodio The Death in the Defense (11.11). Es una batalla más de la guerra que desde el episodio Piloto viene enfrentando Fe y Ciencia en Bones en una guerra sin cuartel que poco a poco se va decantando, quién lo diría, estando la racionalista mariscal de campo Temperance Brennan al frente de las huestes de la Ciencia, en favor de la Fe. Pero es que Booth es una buena influencia para ella.


Y aunque Brennan sigue creyendo que la Ciencia está por encima de los sentimientos, aunque sigue sin creer en lo intangible, en Bones11, Brennan ha deseado, y lo ha deseado de corazón aunque haya hablado su boca, que Christine, su hija, el ser que más ama en el mundo tenga la fe de su padre. El diálogo vale por todos los diálogos que sobre Fe y Ciencia hemos oído en estos últimos 11 años:


Qué desastre, Christine es una desordenada —exclama Booth mientras recoge por el salón los dibujos y las pinturas de su hija desparramados por todas partes.
Bueno aún sigue conciliando su incipiente necesidad de expresión creativa con una capacidad motriz poco desarrollada —le explica Brennan.
Justo lo que yo iba a decir —dice Booth mientras recoge los lápices de colores.


Ha llamado Angela. Hodgins vuelve al trabajo mañana —le cuenta Brennan con rostro serio.
¡Qué gran noticia! —se alegra BoothAsí tendrá algo en lo que pensar.
Estoy preocupada por él, y por ella —dice Brennan.
Oye todo irá bien, sólo hay que tener un poco de fe.
Ya sabes que yo no creo en lo intangible, creo en la certeza de la ciencia. Pero en esto la ciencia me pone muy triste—le explica Brennan.


Saldrá bien, ven aquí —la consuela Booth abrazándola —Piensa que tienes una maravilla de marido como yo —le dice— y tres preciosos niños que te quieren con locura.


Te aseguro que eso sí es sorprendente —le responde Brennan con media sonrisa, quién me lo iba a decir a mí, parece estar pensando.
Cielo, todo es posible. Angela y Hodgins se quieren mucho, son fuertes y saldrán de todo esto.
Brennan mira hacia la mesa y sonríe…
—¿Qué? —Pregunta Booth


Christine ha dibujado un esqueleto —le dice cogiendo el dibujo de la mesa y estudiándolo.—Ha puesto menos costillas y se ha quedado corta de falanges…, pero…
De tal palo tal astilla —dice Booth sonriéndole.
Espero que tenga fe como tú —dice Brennan sorprendentemente.
— Fe. Voy a colgarlo en el despacho —dice Booth encantado por el dibujo.

Crédito del gif Emm-DoubleYou
Bueno… debería corregirlo —empieza Brennan intentando arrebatárselo de las manos.
No, no vas a cambiar nada —la detiene Booth
Sí le faltan costillas y falanges —insiste Brennan perfeccionista.
No puedes corregir el dibujo de un niña… de qué estás hablando
Y continúan y continúan discutiendo aunque sabemos quién acabará ganando: Booth.


Pero, la última parte de Bones11 no puede entenderse sin otras dos imágenes impresionantes que muestran el desamparo, la soledad y las dificultades a las que el doctor Hodgins debe hacer frente desde su silla de ruedas, pertenecen a los episodio The Monster in the Closet (11.13) y The Murder in the Meninist (11.12).


Se tiene una perspectiva del mundo bien diferente cuando tus facultades físicas están mermadas, cuando no tienes las mismas posibilidades que los demás de hacerle frente, cuando todo se vuelve difícil e inalcanzable. Un dolor más a añadir. Dolor sobre dolor. ¿Qué de extraño es que se rebele?

2. DIALOGO FAVORITO



Es un diálogo cruzado, entre Booth y Brennan cámara por medio y pregunta de Alex Duffy (la productora del falso documental que vemos en The Movie in the Making 11.18), un diálogo en el que ambos conscientes de sí mismos nos muestran su personalidad y la del otro y termina siendo un “diálogo” más entre ellos. Una discrepancia normal de las miles que han tenido durante estos años y que ahora sabemos que a veces conducen a Booth fuera del lecho conyugal.



Booth es un hombre inteligente que está en contacto con sus sentimientos y confía en ellos—explica Brennan a cámara después de que Booth decidiese, en contra de su opinión, investigar al del padre de la víctima como presunto culpable.



Confía en las tripas, baby, siempre confía en las tripas —le había dicho antes Booth a Alex Duffy. Tripas entendidas como instinto. — A veces la intuición y el cerebro dicen cosas diferentes —añadió después.



Es parte de lo que lo hace que sea excepcional en su trabajocontinua diciendo Brennan—. Pero en mi opinión  los sentimientos son maleables y fáciles de manipular —y añade—Booth ha formado una conexión con el padre de la víctima porque él también es un adicto a las apuestas. Es una lucha que Booth conoce muy bien. Y porque ahora Booth puede verse a sí mismo en el padre de la víctima ya no siente que el hombre fuera capaz de matar a su propio hijo. 



Por eso es que confío en la ciencia por encima del corazón. No puedes imponerte sobre la ciencia. Y ahora mismo la ciencia dice que mi marido está equivocado.

Y la equivocada era ella. El padre resultó inocente.

Crédito del gif Jigsmave
Así que como predije el padre es inocente —dice Booth a cámara en la escena del sofá y añade —Así que al final la intuición prevalece
Yo creo que fue  la evidencia la que prevaleció —le corrige Brennandado que la evidencia tarde o temprano nos llevó al asesino.
Evidencia con la cual no habrías sabido que hacer sino hubiera sido por mi investigación  que descubrió lo de las camisetas —recalca Booth.


Crédito del gif Jigsmave
Tú investigación habría carecido del arma asesina sino hubiera sido por mi trabajo en el laboratorio. —le recuerda la arrogante Brennan al ataque.


Crédito del gif Jigsmave
Ok  iremos al 50-50 en esto — cede Booth.
No, eso sería decir que nuestro trabajo es igual y ambos sabemos que es el laboratorio el que conduce la investigación, Booth


Crédito del gif Jigsmave
¿Que estás diciendo?, ¿que tu trabajo es más importante que el mío? —se asombra Booth, incrédulo.
Sí, obviamente.


Crédito del gif Jigsmave
— Voy a grabar eso porque no es cierto.
— Es verdad.
 Seguro que Booth acabó esa noche durmiendo en el sofá, por atraverse a considerarse igual a su arrogante señora. 

3. LOS MEJORES  EPISODIOS

Tres, de los once, tres son para mí los mejores y aunque no podrían ser más distintos por los tres planea el pasado, en los tres Bones se da un homenaje. Un homenaje con alma y nostalgia en The Movie in the Making (11.18); y dos de gran suspense, en los que centrados aparentemente la trama en el asesino en serie “El titiritero”, en realidad dialoga con el pasado, preparando el regreso del doctor Zack Addy, el ayudante de Gormogon a Bones. Un inquietante regreso marcado por un gran, grandísimo cliffhanger del episodio final, The Nightmare within the Nightmare (11.22)

THE MOVIE IN THE MAKING (11.18)




El falso documental con el que Bones rompió la cuarta pared, es uno de los más divertidos y brillantes episodios de todos los tiempos de la serie. Una genialidad que nos muestra a los personajes en su realidad, tal como son, tal como ellos se ven, tal y como los ven el resto del equipo. Un episodio con diálogos y controversias inolvidables que nos devuelven a las primeras temporadas cuando la relación entre Booth y Brennan era una continua porfía:




— Booth y yo no discutíamos en la escena del crimen”, dice Brennan a la cámara contradiciendo la opinión del espectador imparcial— “Manteníamos un saludable debate entre marido y mujer”

Y Booth, paciente, aparentemente domesticado pero sarcástico, lo confirma— Es cierto — dice a cámara—, nuestros debates a veces son tan saludables que termino durmiendo en el sofá. Es verdad.

Puro Booth y Brennan. Pero no se queda ahí sino que además en otra vuelta de tuerca original, divertida y amable confronta ficción con realidad, presentándonos como compañeros de Christine a niños reales, hijos de los miembros del elenco y del equipo de Bones. Un homenaje a la familia de Bones, al equipo que durante estos once años la ha hecho posible.

Y el final, el final no puede ser más emocionante con todos personajes ficticios y reales respondiendo a la pregunta ¿qué quieres ser cuando seas mayor? Las respuestas no tienen desperdicio. 


Christine: “Vendedor de coches como el padre de mi amigo Toby". Responde con gran escándalo y enfado para su madre que no está dispuesta a que su hija eche a perder sus grandes capacidades.


Crédito del gif Emm-DoubleYou
Angela: “Alguien que ve la belleza en el mundo y es capaz de compartirlo con los que la rodean.”


Crédito del gif Emm-DoubleYou
Hodgins: ”Alguien que nunca deje de buscar.”


Crédito del gif Emm-DoubleYou
Aubrey: ”Lo que todo hombre quiere ser, un niño”.


Crédito del gif Emm-DoubleYou
Arastoo Vaziri: ¿Pueden ser dos cosas? —pregunta— Siempre quise ser un marido y un padre.


Crédito del gif Emm-DoubleYou
Cam: "Esa es una pregunta personal y no me siento cómoda contestándola."


Crédito del gif Emm-DoubleYou
Booth: "Al final del día quiero ser alguien que ha dado más de lo que tomado."


Crédito del gif Emm-DoubleYou
Brennan: Eso es fácil. Me gustaría ser la madre del mejor vendedor de coches del mundo —dice al final, aceptando como madre los deseos de Christine.

THE MONSTER IN THE CLOSET (11.13)


Un brillante ejercicio de estilo es The Monster in the Closet, el primer y por ahora único episodio de terror de Bones. Un episodio, que no sólo es fiel a los referentes en que según confesó su autor,  Michael Peterson, le inspiraron: el escalofriante Home (4.02) de la serie The X Files de Chris Carter y la película Psicosis de Alfred Hitchcock, sino también, como el resto de la Undécima temporada, a la propia Bones.

Un brillante y escalofriante inicio de lo que luego ha resultado ser el gran cliffhanger del final de la temporada; pero aunque no hubiera sido así, aunque no nos hubiera inoculado la semilla del miedo por el porvenir de la familia de Booth y Brennan, aunque se tratase de un episodio independiente, es un gran, grandísimo episodio porque el terror y el miedo se vuelven más espeluznantes al relacionarse con lo que son fuentes de alegría y seguridad: el hogar, una cancioncilla inocente, los monstruos de las pesadillas de Christine y un hombre que disfruta impartiendo el mal.



— Tienes razón mami, no hay monstruos ¿ves?  —le dice en la escena final Christine a una asustada Brennan mostrándole su armario lleno de animales de peluche.
Pero no es verdad, en la oscuridad de la noche los hay acechantes y en lo más profundo de la conciencia también. Su madre terminará averiguándolo.


THE NIGHTMARE WITHIN THE NIGHTMARE (11.22)




Qué decir del genial episodio que Michael Peterson escribió como final de la Undécima. Hablaremos y hablaremos de él y no nos pondremos de acuerdo, en su “realidad ficcional”. Tan intrigante es su trama y tan magníficamente encubierta por la dirección de David BoreanazQué decir del gran cliffhanger final sino que dejó todas las expectativas abiertas para el esperado e inquietante estreno de Bones12.



Traer de nuevo a Bones al doctor Zack Addy, después de su reclusión en un psiquiátrico por haberse convertido en ayudante del asesino en serie Gormogon, podría haberse hecho de mil maneras diferentes, ninguna tan impactante como la que vimos en The Nightmare within the Nightmare al vincularla con el asesino en serie “El Titiritero” y el colapso emocional de Brennan.




La pregunta es ¿se siente culpable Brennan solamente por no haber detenido antes al Titiritero o también por haberse olvidado de Zack durante los últimos años, por vivir una vida plena sin pensar en su ayudante encarcelado?

La respuesta en The Hope in the Horror (12.01) el próximo 3 de enero.



¿Qué creéis que sucederá? Pero ante todo ¿qué os ha gustado más de Bones11?