miércoles, 4 de enero de 2017

El emotivo adiós de Hart Hanson, el creador de Bones.



Con motivo del  estreno  esta noche de la última temporada de Bones, Hart Hanson ha publicado un artículo en The Hollywood Reporter (ver original aquí) en el que hace una elegante y melancólica despedida de Bones, la serie que él creó en el almacén del patio trasero de su casa. Elizabeth Rettig ha traducido el texto publicado, así que muchas gracias Elizabeth por permitirnos disfrutar en toda su grandeza y sencillez de esta emotiva despedida:
"El 9 de diciembre Bones grabó sus últimas escenas, porque había llegado el final de un recorrido que estableció records (¡Es el drama de una hora más longevo en la historia de FOX!)

Durante 12 temporadas, el set 6 de los estudios de FOX fue el hogar del Laboratorio Forense del Instituto Jeffersonian ubicado en Washington, D.C., y a David Boreanaz, el director del último capítulo de la serie, le fue presentado el reto de filmar la última secuencia que involucraba a los personajes principales que habían habitado el ficticio (pero tan real) set por más de una década. Principalmente, un área del set que llamamos “la plataforma”.

Los personajes a los que el agente del FBI Seeley Booth apodó “Squints” en el piloto (porque son científicos que, cuando ven cosas, “squintean” -bisquean, sería la traducción-) estaban ahí: la patóloga Camille Saroyan, el experto en insectos y lodos Jack Hodgins, la artista forense Angela Montenegro, y el centro-en-torno-al-cual-todos-giran, la intelectual antropóloga forense Temperance Brennan.

Sin echar a perder el final de la serie, digamos que tiene un cierto toque melancólico.

Y éste también se hallaba presente en el director y el cast – Boreanaz, Tamara Taylor, T.J. Thyne, Michaela Conlin y Emily Deschanel – pues todos sabían que era la última vez que trabajarían juntos.

Nada mal para un pequeño procedimental con tintes cómicos que, principalmente, navegó por debajo del agua. Nunca del agrado de los críticos, nunca un éxito arrollador, nunca amado por FOX, Bones fue la pequeña cosa que pudo. Movido de un lado a otro del horario como vil objeto de sacrificio, Bones sobrevivió más tiempo del que cualquiera pudo haber imaginado.

El director Boreanaz dijo “corten” algo más temprano, para que el cast y la producción se pudieran juntar para una foto en la plataforma. Ahí, sucedió la cosa más maravillosa: ¡Discursos espontáneos! Fue sorprendentemente emotivo. Disfruté estar ahí en la plataforma con el cast y la producción, presenciando los discursos, porque yo comencé este carnaval/desfile al escribir el piloto de Bones en el almacén de mi patio trasero en el 2004.

Por supuesto, los de 20th Century Fox Television pueden decir que ellos fueron los que empezaron Bones porque me contrataron para escribir. También podría hacerlo el productor Barry Josephson, quien fue el primero en detectar potencial en la vida y milagros de Kathy Reichs, antropóloga forense y novelista en la vida real quien, ahora que lo pienso, estuvo ahí antes que cualquiera de nosotros. Por otra parte, fue el director Greg Yaitanes quien halló la manera de transformar algo escrito en papel a una serie de televisión. Por supuesto, fue el cast quien convirtió simples conceptos en personajes reales y creíbles. Sin mencionar la cadena que compró la serie.

Entonces, es bastante tonto de mi parte reclamar el crédito por empezar Bones.

Todos estos pensamientos cruzaban mi cabeza mientras el cast y la producción hablaban en ese último día, después de que fue tomada la última fotografía de grupo.

¿Qué demonios podía decir yo, viendo cara a cara a estas personas?
Resultó no ser mucho, pues mientras observaba al cast y a la producción sonriéndome desde la plataforma, también miraba los rostros de personas que le habían dado sangre, sudor, lágrimas, corazón y alma a Bones temporada tras temporada. ¡Por años! Vi a los niños que habían nacido. Parejas que se habían casado. La sombra de miembros pasados del cast y de la producción. Sin mencionar a los fantasmas de algunos de los nuestros que habían muerto mientras Bones estaba en el proceso de producción.

¡Es un milagro que la plataforma forense no colapsara bajo el peso de toda esa maldita gente! Pero, por supuesto, no colapsó. Como todo lo que ha estado relacionado con Bones, esa plataforma (prácticamente el set principal, el centro de la serie) fue construida por profesionales que realizaron su trabajo con orgullo.

Gracias a todos. Muchas gracias.
Hicieron un trabajo maravilloso.
Todos nos vamos a extrañar."