lunes, 2 de enero de 2017

El legado de Bones. Declaraciones de Emily Deschanel y David Boreanaz.


Mañana vuelve Bones.  Parece mentira que después del largo parón de seis meses podamos decirlo, por si acaso,  lo repito “MAÑANA VUELVE BONES” y  vuelve por donde “decíamos ayer”. Mañana se emite The Hope in the Horror, el episodio de estreno de Bones12, dirigido por Emily Deschanel y veremos qué pasa cuando Brennan se despierta de su última pesadilla en el sótano del Jeffersonian aparentemente secuestrada por Zack Addy, su antiguo ayudante y por mor de una desgraciada decisión, ayudante del asesino en serie Gormogon.




Mañana vuelve Bones, pero vuelve para la que oficialmente es, por ahora, su última temporada. Usa Today (ver aquí el original) para conmemorar sus doce temporadas, ha publicado unas declaraciones de Stephen Nathan, David Boreanaz y Emily Deschanel hablando del legado de Bones: “La relación de Booth y Brennan” que ha evolucionado de dos socios opuestos a un matrimonio con niños.


"La historia de Booth y Brennan es realmente la más satisfactoria," dice Stephen Nathan. "Su desarrollo y evolución tanto individual como de pareja fue lento y sincero. No era necesario forzarlo ni precipitarnos aunque sobre nuestras cabezas pendía siempre la maldición de “Luz de Luna", dice, haciendo referencia a la serie protagonizada por Bruce Willis y Cybill Shepherd, que se quemó en cuanto se convirtieron en pareja romántica, “pero llegó un momento en que mantener la tensión sexual no hubiera sido sincero. Tenían que estar juntos”.



Emily Deschanel y David Boreanaz están de acuerdo.

“Booth le enseñó su compasión y su amor por los demás, que uno se tiene que tomar su tiempo y no dejar escapar las cosas”, explica David Boreanaz y luego añade: “Él (Booth) le enseño a ver a las personas como son, no por lo que son. Ella (Brennan) era siempre muy fría, así que él le contrapuso la fuerza de la vida. En cuanto a Booth  ella le ofreció la capacidad de reconocer los aspectos científicos de su trabajo. Booth no sólo se enamoró de ella sino también de su determinación, de su pasión por atrapar asesinos y hacer bien su trabajo.”

Emily Deschanel, quien durante el rodaje del episodio final ha estado tan emocionada que no se dio cuenta de cuando había rodado su última toma recuerda: 



"Estaba muy emocionada, tanto, que no sabía que era el último día. Pensé que iba a tener que trabajar al día siguiente. Fue un choque, para ser sincera,  estaba llorando muchísimo." En cuanto a la relación de Booth y Brennan, Emily Deschanel  dice: “Cuando las personas se aman se cambian entre sí para mejor y creo que eso es ciertamente el caso de Booth y Brennan”.