martes, 9 de junio de 2015

Los Cliffhangers de Bones

 

Para no equivocarnos mejor empezar con una definición. Un cliffhanger, según la definición seriefila  es la escena o escenas que al final de un episodio o de una temporada de una serie, de la que se espera continuación, genera suspense o un shock para enganchar a la audiencia.

Hasta ahora en Bones en cada final de temporada hemos “disfrutado” de uno de estos grandes shocks que nos han mantenido durante los tres meses del verano pendientes de la reanudación de la temporada televisiva, especialmente desde el final de la cuarta. Si se mira las audiencias de los finales y principios de las temporadas ese cuelgue queda patente. En seis temporadas han empezado con mayores números que terminaron, y es que Hart Hanson y Stephen Nathan se volvieron expertos cliffhangeros, no en vano mantienen la teoría de que es la frustración con respecto a la relación de Booth y Brennan lo mantiene fiel a la audiencia año tras año (pero cada vez menos). 

Según ha anunciado Stephen Nathan en el final de la décima habrá cliff pero no cliffhanger, y a la espera de ese acantilado, que no gran suspense, os propongo un nostálgico repaso por los nueve cliffhangers que como Boneheads hemos sufrido y disfrutado.

PRIMERA TEMPORADA
"Es mi padre"


El final de la primera temporada se presentaba tranquilo, todos éramos por entonces novatos y no sabíamos de cliffhangers ni acantilados. En el último episodio de la temporada “The Woman in Limbo” (1.22) Brennan había encontrado los restos de su madre en el almacén de huesos del Jeffersonian y con la ayuda de Booth, recupera a su hermano Russ, se entera de las razones de sus padres para abandonarla y descubre al asesino de su madre.  Sólo le faltaba por averiguar qué había sido de su padre, algo que estaba dispuesta a descubrir.

La última escena de la temporada tiene por escenario su apartamento. Booth, Russ y Brennan toman unas cervezas, el chivato del  contestador automático está encendido, hay un mensaje.  Cuando Brennan lo pone en marcha una voz dice: "Temperance, deja de buscarme, deja de buscarme inmediatamente, es mucho peor de lo que tú crees, por favor, déjalo". “¿Quién es?” Pregunta Booth y Brennan mirándolo contesta “Es mi padre”. Un cliffhanger tranquilo.

SEGUNDA TEMPORADA
"¿Que hacemos ahora?"



Episodio Stargazer in the Puzzle (2.21). Después de que Angela y Hodgins huyan  de su propia boda, Booth y Brennan solos frente al altar se miran. Ella le pregunta "¿Qué hacemos ahora" y los dos se vuelven a mirar a  la oficiante. ¿Se casarán o no se casarán? Era la pregunta por entonces, año 2007. Luego en The Woman in White será Booth quien terminada la ceremonia le preguntará ¿Qué crees que pasará ahora? “Lo que tenga que pasar”, le responde Brennan.

TERCERA TEMPORADA
Silencio
  


The Paint in the Heart, no sé si se podría considerar todo un episodio como un cliffhanger porque desde el momento en que Brennan y Booth descubren que el único que podía haber manipulado el explosivo que estalla en el laboratorio del Jeffersonian era el doctor Zack Addy, hasta el momento en que confiesa y vierte una solitaria lágrima en brazos de Brennan todo es un puro shock, gente hubo que nunca perdonó a Hart Hanson que le convirtiera en aprendiz de Gormogon (estúpida trama) con tal de terminar con tensión la temporada. Y todavía hay quien dice que tenemos que confiar en los productores de Bones.

Luego al final llegaría el cliff, el acantilado, cuando una vez detenido Zack todos se reúnen en la plataforma del Jeffersonian y Cam saca la caja en la que el asistente de Brennan guardaba sus más preciados tesoros. Un dibujo de Angela, una copa de Cam con la inscripción El rey del Laboratorio, un kamasutra que Hodgins le regaló para que no le preguntara a Booth cosas de sexo, la armónica que el propio Booth le dio antes de irse a Irack. Brennan abandona la plataforma, se siente mal, ella no le regaló nada, le dice a Booth cuando se sienta a su lado en las escaleras. Y entonces Booth, que lleva un papel en la mano lo extiende y lo lee. Es la carta que Brennan le envió cuando le eligió como becario por sus conocimientos, su deseo de aprender y “Porque creo que aquí entrará un hogar” . “Le regalaste algo muy grande Bones”, dice Booth al terminar de leer la carta.

Y con una Brennan triste apoyada en el hombro de Booth termina el episodio. ¿Qué nos esperaría en la cuarta temporada? Lo que llegó, la transformación definitiva de Bones en una dramedy.
  
CUARTA TEMPORADA
"¿Quién eres?" 


The End in the Beginning uno de mis episodios favoritos. Booth y Brennan son un matrimonio feliz, van a tener un niño "o una niña" dice Brennan sentada en el regazo de su marido. La escena cambia, habitación de hospital, Brennan escribe en el ordenador las últimas frases que pronuncia Hodgins reconvertido en escritor de novelas policíacas.
En la cama Booth con la cabeza vendada por la operación del tumor se remueve, dice “Que sueño más raro”, Brennan se le acerca le llama y le pregunta ¿Estás bien? Booth sigue hablando para sí, “Era tan real”.

La operación fue bien, pero tuviste una mala reacción a la anestesia, estuviste en coma cuatro días”, le explica Brennan. Se miran, Booth parece ido, Brennan añade “Has tardado mucho en despertar”. Booth insiste “Era tan real”. “No era real”, le corrige Brennan. Y entonces Booth fijándose en ella le pregunta “¿Quién eres?

Luego Hart Hanson declaró que tal vez hubiera sido mejor que  Booth hubiera dicho ¿Cuál eres? Pero esa ya hubiera sido otra historia.

QUINTA TEMPORADA
Tú a Boston yo a California.
  


Si en la cuarta el último episodio se tituló The End in the Beginning, el último de la quinta se tituló The Beginning in the End, pero era sólo un juego. En la quinta para crear el suspense los mandaron a uno a Boston y al otro a California, como a las gemelas de la película; en realidad a las Islas Molucu y a Afganistán. Un cliffhanger bastante tonto porque nadie se creyó que la separación fuera a durar más que el tiempo que tardaron en grabar la escena, pero al parecer la Fox no quería que Booth y Brennan aún “lo hicieran”.

La última escena transcurre en el vestíbulo del aeropuerto. Brennan se despide de Cam, Angela y Hodgins. Su vuelo se anuncia por megafonía y Daisy la apremia a embarcar, pero ella espera. Cuando va a seguirla su instinto le hace girarse y allí está Booth vestido de soldado, ha llegado tarde porque no le daban permiso en el cuartel y ha tenido que escaparse. El dialogo no tiene desperdicio:
Escucha, Bones —dice Booth—, ten mucho cuidado en esa jungla de Indonesia ¿vale?
Booth, tú te vas a ir a una guerra, no seas un héroe, por favor, sólo no seas tú.
Entonces él da un paso hacia ella y le mira fijamente la boca, parece que está deseando cogerla en sus brazos y besarla, besarla hasta dejarla sin aliento, pero… los dos bajan los ojos, se cogen de una mano y… se la aprietan.


Dentro de un año quedamos en el Moll —dice Boothjunto a…
—… al carrito del café —dicen los dos a una.
Lo sé… Dentro de un año— repite Brennan.

SEXTA TEMPORADA
"Tú eres el padre"


El cliffhanger que cambió el juego. Que estuviera motivado por el embarazo de Emily Deschanel no importa, la serie a partir de esa frase cambió definitivamente.
La última escena del episodio The Change in the Game (6.21) está planteada para la sorpresa final. Booth y Brennan caminan de regreso del hospital, hablan de Angela y Hodgins que acaban de tener su bebé “Se les veía muy felices” dice Brennan. "Sí, han tenido un niño", le responde Booth"Su vida entera va a cambiar", insiste Brennan. Booth sigue a lo suyo: “Tener un hijo es una cosa buena”Brennan como que no se lo cree le pregunta “¿Realmente piensas eso?” "Sí, es genial" y de repente Booth se detiene, la mira y le pregunta extrañado “¿Qué, qué?” Y añade mirándola “Vamos, Bones, el bebé está bien, es saludable, se aman el uno al otro, este es el día más feliz de sus vidas ¿OK? ¿Qué?” Y entonces Brennan, titubeando suelta la noticia inesperada “Estoy…, estoy embarazada”. La cara de Booth es un poema, hasta que la oye decir “Tú eres el padre”. Entonces sonríe. 


SÉPTIMA TEMPORADA
"Voy a recuperar a mi familia"


La séptima temporada es la del nacimiento de Christine y por si era demasiado emotiva nos añadieron al dios que todo lo ve, que todo lo oye, que todo lo sabe el increíble, nunca mejor dicho, asesino en serie Pelant. En The Past in the Present (7.13) Brennan tiene que salir del sistema porque Pelant la acusa de haber matado a un amigo suyo. Max, su padre, la ayuda, y justo cuando termina el bautizo de Christine, después de decirle que le quiere, Brennan, mientras Booth va a buscar el coche, huye.


 La penúltima escena es entre Booth y Max. Booth ha corrido tras el coche gritando. Se detiene en medio de la calzada viendo como se le escapan. Max a su espalda dice “Tenía que ser as픓¿Qué? ¿A dónde van?, pregunta Booth“Si lo supieras serías cómplice”, le contesta Max“¿Cómplice? Es mi familia, ¿lo entiendes?” Y enfadado Booth le agarra por el cuello de la camisa. “Debería ir con ellas”, añade. “Quieres pegarme, lo sé, lo sé. Lo entiendo, Booth, adelante”. Pero Booth lo suelta, está desesperado. “Sé mejor que tú lo que es ser un fugitivo”. “¿Y qué debo hacer yo?”,  pregunta Booth, “Quédate en el sistema. Sigue vivo. Yo me aseguraré  de que Tempe siga fuera". Y entonces Booth con toda la convicción del mundo le dice “Voy a recuperar a mi familia. Díselo a Bones”. “Entonces coge a ese cabrón y traerás a tu familia a casa. Yo las mantendré a salvo”, le responde Max.

OCTAVA TEMPORADA
"Bones, todo va bien ¿verdad?"



Y todo iba mal. Ya sabemos que en la octava Booth no atrapó a Pelant, no estaba de “dios”. Pero algo había que hacer, y con una bien orquestada campaña de manipulación de las fans en las semanas finales, llevándolas a creer que habría una propuesta de matrimonio y que los protagonistas comerían perdices, consiguieron…, que casi todo el mundo se les volviera en contra al obligar a qué Booth, al final del episodio The Secret in the Siege (8.24), siguiendo los dictados de Pelant, a desdecirse de haber dicho Sí a la propuesta de Brennan. 
Por supuesto


 "Por supuesto" responde Brennan a Booth, pero su rostro desolado fue el espejo en el que se miraron las fans y así reaccionaron. A los productores esa furibunda reacción les asustó, vaya si lo hizo. Y en la novena pagaron. 

NOVENA TEMPORADA
¡Booth, Booth, ayúdame!


The Recluse in the Recliner (9.24) uno de los grandes episodios de Bones. En este al igual que en el final de la octava, Booth y Brennan se enfrentan, juntos, a enemigos muy superiores. Han topado con una “Conspiración”, con  un gobierno en la sombra, aparentemente, con sede en el FBI. Booth va a ser promocionado a la jefatura de la oficina del FBI en Alemania, pero, en el subcomité del senado que le examina previamente a su nombramiento los conspiradores le atacan con su pasado. Y al momento siguiente se encuentra luchando por su vida y  en su casa. Tres hombres irrumpen en ella con bombas y cargados de armas. Booth se defiende, mata a uno, mata a dos, es herido una vez, otra, desfallece y cuando uno de los atacantes está a punto de rematarle, llega Brennan y le dispara, claro que al final es derribada y Booth tiene que matar con sus propias manos a quien se disponía a liquidarla. Luego se desvanece.

En el hospital su corazón se para, Brennan sufre, pero por fin llegan buenas noticias. Está vivo y se va a recuperar pero no puede verlo, le dicen. Y ella como no, se escapa corriendo. Cuando lo encuentra, está esposado a la cama del hospital y dos agentes le impiden el paso a la habitación.


— ¿Qué hacen aquí? ¿Alguien sigue persiguiendo a Booth? —les pregunta.
Booth bajo los efectos de la anestesia la llama quedo, “Bones”. Brennan intenta acercarse a él, pero a su espalda el subdirector del FBI, Stark le dice que no puede estar ahí.
— ¿Por qué le han esposado? ¿Qué es lo que pasa? —le pregunta y estupefacta se queda cuando el subdirector le cuenta que Booth ha matado a tres agentes del FBI que iban a entregarle…
¿Del FBI? —le pregunta irritada— No, esos hombres querían matarle, él solo se defendió.
Y entonces oímos como muy ofuscado el subdirector ordena a los agentes que le acompañan:
Detengan a la doctora para interrogarla.
Y Brennan, Brennan se defiende, pega codazos, se resiste a que los agentes la toquen. No grita—, No. Tengo que quedarme con él, Booth, Booth, suéltenme.
Llévensela —insiste Stark
Y Brennan vuelto el rostro hacia Booth, encogiéndose para que no puedan alzarla, para que no puedan sujetarla, para que no puedan arrastrarla sigue gritando Booth, Booth, Booth, ayúdenme.
Pero Booth no puede ayudarla, su mirada se queda fija en las esposas que le tienen sujeto a la barandilla de la cama.



Booth, Booth, Booth, ayúdame.
Y todos nos quedamos con el corazón encogido, no sólo los malos habían casi asesinado a Booth sino que ahora Brennan podría terminar en la cárcel. Cómo saldrían de esta desgraciada situación nos preguntamos todo el verano.


Por supuesto salieron, les costó a Sweets, pero siguieron juntos. Lo que les tienen previsto, lo que nos tienen previsto los dioses que gobiernan Bones, en el final de la décima no lo sabemos, sólo cabe esperar que nos hagan “disfrutar” de verdad.