domingo, 26 de marzo de 2017

Bones. Entrevista Emily Deschanel y David Boreanaz: "Nunca tuvimos el crédito que merecimos"


Han pasado  ya más de tres meses desde que la producción de Bones terminó, el Jeffersonian ha sido desmantelado, algunos trastos enviados a su clon en la realidad la Smithsonian Institution, para que algún día los antropólogos culturales estudien lo que ha sido Bones durante estos 12 últimos años, lo que ha representado en el mundo de la televisión, y a David Boreanaz lo han echado del FBI (es broma, del viejo set del FBI), el martes 28 veremos el episodio final y les diremos adiós. Será difícil, pero será. En fin que Marisa Roffman de TVInsider  (ver aquí el original) ha publicado esta entrevista de Emily Deschanel y David Boreanaz en la que hablan de lo que ha supuesto para ellos Bones, su relación y el final. Por cierto, que la ha traducido Clara Pérez, muchas gracias, Clara.



MR.- ¿Cuáles eran las emociones que teníais durante esta última temporada, sabiendo que era el final, especialmente mientras os acercabais al final definitivo?

David: Siempre ha sido sobre una comprensión consistente sé dónde vienen los personajes, cómo empezó la serie. Usar las emociones para mejorar la escena siguiente y la siguiente en la que estemos trabajando. Operar desde un entendimiento para apreciar el momento y entender lo que hay, usarlo y seguir adelante. Para mí, es una gran bendición y soy muy afortunado de haber podido hacer lo que hemos hecho y mostrarlo, y dárselo a los fans para que lo disfruten. Darles estos últimos capítulos que hemos hecho, y todo el trabajo duro que hicieron cada uno de los miembros del elenco… y el equipo. Estar junto a mi compañera, quién siempre estuvo ahí para mí, me ha dado fuerza para continuar y esforzarme. Eso es básicamente lo que siento.



 Emily: Ha sido una realización lenta del final. Obviamente sabíamos cuando empezamos esta última temporada que eran nuestros últimos doce capítulos, nuestra última temporada. En cada paso había “últimos”: este fue nuestro último “Upfront”, esta fue nuestra última “season premiere”. A medida que se acababa, esta fue nuestra última escena con estos actores que no estarán en otros capítulos. Esta es nuestra última escena en el FBI o en esta habitación en el laboratorio o la casa. Fue un proceso muy lento. Pero eso no te prepara para el último momento, que fue muy emocionante para mí. Podías seguir el camino de lágrimas hasta encontrarme.

MR.- ¿Cómo fue vuestro último día de rodaje?


David: Muy rápido. Trabajamos de noche las últimas tres noches. La última noche, ya habíamos hecho dos noches más. Hacía frío, viento y un montón de cosas que grabar.

Emily: Y David dirigía.

David: Y era muy cansado. Al final de la noche, me quería ir a casa. Recuerdo que cuando acabé, me fui a mi tráiler, abrí una cerveza fría, y vi los mejores momentos de los Flyers. Y fue la mejor cerveza fría que he bebido. En el top cinco. Eran como las 3:30 de la madrugada y había terminado, y estaba lleno de sangre y suciedad de todo el trabajo, y simplemente tuve un momento para mí.

Emily: No tendrías que haberte tomado ese tiempo, porque el tráfico se vuelve muy malo. Cuando terminé a las cinco de la madrugada la noche anterior, me costó dos horas llegar a casa. Fue mucho tiempo.

David: Fue una locura. No creo que Emily se diera cuenta…


Emily: Yo terminé antes. Creía que trabajaría la siguiente noche.

David: Pero me di cuenta de que había acabado (con ella). Lo tenía todo.

Emily: Por la madrugada, ya estaba fuera (de grabar). Pensé que volvería a la noche siguiente. Y 20 minutos antes de que acabara, me dijo “Creo que podría terminar contigo”. Y así lo hizo.



David: Pasó muy rápido. No creo que Emily se diera cuenta. Y luego ahí estabas, y dijimos adiós y tuvimos que ir al siguiente escenario.

Emily: Estaba muy cansada.

David: Fue raro. ¡Fue un final raro! ¿Qué significó para vosotros abrir y cerrar la temporada final con cada uno de vosotros dirigiendo?


David: Lo mejor. Tener a Emily, - le he estado diciendo durante toda la serie de meterse y dirigir un capítulo; la animé a hacerlo-. El hecho de que fuera ella la que empezó fue una cosa maravillosa. Estoy tan orgulloso de ella. De haber sido capaz de conseguirlo. Fue genial estar al otro lado recibiendo sus órdenes.

Emily: Siempre estoy intentando darle órdenes, pero tuve el OK oficial para hacerlo esta vez.

MR.- ¿David, pusiste algún toque particular en el final al dirigirlo?



David: Quería sacar mis emocionales personales de ahí y hacer que el grupo lo disfrutase. Hay ciertas cosas que me gustan hacer cuando grabo y maneras de hacer las cosas de manera eficiente. Pero conseguí los momentos que quería, que era lo más importante.

Emily: Tuviste a Mike Grasso.

David: Tuve a Grasso.

Emily: Es un consultor policial

David: Era físicamente exigente porque el laboratorio estaba destruido. No era un área muy saludable en la que trabajar.

Emily: Todos estuvimos tosiendo cosas negras durante días. Tuve a mis hijos en el set y era como “Uuuuh, deberíais iros”.



David: Pasaron muchas cosas. Casi me rompí la pierna; me caí sobre una barra de hierro y seguí cayendo. Me hice un corte enorme en la pierna. Fue muy duro, físicamente; sobre todo por el caos de la semana en el laboratorio. Era oscuro y triste, y con humo.

Emily: No era atractivo.

David: No.

Emily: No era el laboratorio que conocíamos.

David: Era deprimente.




Emily: Fue más fácil decir adiós. Esa es otra cosa que fue bien en ese sentido: esta es la última escena en el laboratorio antes de que sea destruido. Y vale, es triste, pero aún estaremos en el laboratorio la semana que viene. Y luego no podías sentarte y estar cómodo. Nada era cómodo; no se parecía al laboratorio que conocíamos. Estábamos tan acostumbrados a grabar en él y durante las pausas ibas y te sentabas en tu silla. Pero ahora no podías hacer nada, era un desastre. Fue más fácil decir adiós por eso. David fue allí el otro día y me envió una foto.



David: Hay aún una pared. Una pared pequeña. Y la mitad de las ruinas. Intenté entrar en el set del FBI y las puestas estaban cerradas.

Emily: ¡Le han echado del FBI!

David: Empecé a pegar patadas.

Emily: ¿Fuiste por el otro lado?

David: No, la gente me miraba como “¿Qué problema tiene?”. Pero volveré, tengo cosas que hacer.

MR.- ¿Tienes el “Bobblehead” de Booth?


David: Nunca te diré que pasó con él. Está vivo. No sé dónde está. No lo puedo decir. Pero diré que está en buenas manos.

MR.- ¿Qué os llevasteis del set?

David: Solo cogí un par de cosas. No mucho.

Emily: Cogí algo y se lo di a David de broma. Se lo envolví muy bonito. 
David: La máscara de papel maché de Laurel & Hardy. 
Emily: Siempre le dio miedo esas cosas de las máscaras. 
David: Me reí mucho cuando lo abrí.
Emily: Se lo envolví como si fuera un regalo bonito.
David: Me vengaré.

MR.-  A nivel personal ¿qué vais a usar de esta relación en un futuro?



David: Es un dar y recibir entre los dos. Hay una cadencia y un ritmo que siempre mantuvimos ambos, encontrar esa relación en cualquier momento en el que trabajábamos. Realmente, es el trabajo duro que hicimos los fines de semana lejos de nuestras familias para poder darle nuestras notas a los escritores o a Hart. Eso es lo que cojo, el trabajo duro compartido. Y continuar haciéndolo. Tienes que hacerlo.



Emily: Es raro como actor trabajar en algo durante tanto tiempo y tener un personaje que se desarrolla tanto. Y ser capaz de hacer de ese personaje durante todos esos cambios… incluso haciendo una serie, que obviamente es más largo que hacer una película donde solo tienes una hora y media o dos para explorar al personaje. Nosotros tenemos 246 horas; eso fue muy especial.

MR.- ¿Qué significa para vosotros que Bones sea la serie de acción en directo más larga de Fox?

Emily: Nunca tuvimos el crédito que merecíamos.
David: Lo sé ¿verdad?

Emily: Éramos la pequeña máquina que pudo. Me siento orgullosa de que hiciéramos tantos capítulos, que durásemos tanto; es todo un logro. Siento que nuestros fans fueron siempre tan leales y siempre nos encontraban allá dónde fuésemos, sin importar cuantas veces nos movieran. A veces era muy frustrante porque la cadena no nos apreciaba. Pero ahora también me doy cuenta de que probablemente sabían lo fuerte que éramos y sabían que nos podían mover a diferentes horas y que sobreviviríamos. Y lo hicimos. Así que ahí tienes. Pero nunca esperamos que fuera tanto tiempo, pero así pasó. A veces, dura tanto tiempo que piensas que nunca acabará y luego si acaba en algún momento.


David: Estoy orgulloso. El otro día, vi los dos sets dónde trabajábamos y estaban las placas. Hay series como M*A*S*H…

Emily: ¡Y estamos en esas placas!


David: Ahora estamos en esas placas. Ser inmortalizado en una placa fuera de un estudio es algo importante. Es un testimonio para todas las personas que estuvieron en la serie – artistas invitados, gente que estuvo en el equipo por una semana o lo que sea –todos ellos pusieron de su parte en la serie e hicieron que siguiera. Del capítulo 1 al 6, del 2 al 27, lo que sea, todos han puesto de su parte. Eso es lo que hizo que ese nombre esté en la placa. Cuando vuelvas, siempre estará ahí. Eso es un gran, enorme logro para nosotros.