lunes, 20 de marzo de 2017

David Boreanaz habla de los comienzos de su carrera en Buffy y Angel


Desde el 10 de marzo de 1997 en que se estrenó Buffy, la Cazavampiros (Joss Whedon 1997-2003) en la que interpretaba a Angel, el vampiro con alma, hasta el próximo 28 de marzo en que finalizará Bones de (Hart Hanson 2005-2012) en la que interpreta al agente del FBI, Seeley Booth, David Boreanaz habrá permanecido veinte años en primera línea de la televisión americana.




Veinte años no son nada, cantaba Carlos Gardel, pero si se piensa que lo ha conseguido con tan sólo tres series y dos personajes -en 1999 se estrenó Angel, el  spin-off de Buffy (Joss Whedon y David Greenwalt 1999-2004)-, es un éxito, un gran éxito en un mundo tan competitivo como el de los actores y las series de televisión.

“Estaba en el sitio adecuado, en el momento oportuno”. Dice David Boreanaz en la entrevista que ha concedido a EW (ver aquí original) conmemorando el vigésimo aniversario de Buffy y en la que rememora sus comienzos en la serie  y lo que supuso para él papel de Angel, su primer papel regular en una serie de televisión.

BUFFY, LA CAZAVÁMPIROS
CONSIGUIENDO EL PAPEL




Según cuenta Joss Whedon el papel del personaje de Angel fue el más difícil de asignar: “Vimos una docena de tíos y ninguno nos valía. Entró David, hizo un buen casting y me gustó. No era mi tipo, no estaba seguro de tener al tío que queríamos hasta que les pregunté a Gail Berman y a Marcia Shumannuestra directora de casting, y ambas se derritieron en cuanto entró en la habitación. Se deshicieron en elogios, estaban entusiasmadas con él y tuve que rendirme ante ellas, parecían saber más que yo”.

EW: Hace veinte años, de tus comienzos en el papel estelar como el vampiro Ángel en Buffy la cazavampiros. ¿Alguna vez imaginaste que llegarías hasta aquí? 
“Ángel inicialmente tenía un arco de 6 de los 12 episodios de la primera temporada. Era un personaje recurrente, un interés amoroso de Buffy. Sucedió muy rápidamente, pero aunque las cosas sucedan rápidas hay que reconocerlas, hay que estar listos para atraparlas. Cuando Buffy se empezó a rodar yo estaba en el lugar correcto en el momento adecuado. Pero había estado luchando durante años sólo para conseguir estar en la puerta.  Ni siquiera podía hacer un anuncio de chicle sin volverme loco. Tienes que sufrir para llegar al otro lado y luego que llegas a la cima, que ya no estás abajo, tienes que subir otras montañas. No puedes decir. "Hey vamos a dejarlo ya”

Así que entré, me reuní con la directora de casting Marcia Shulman. Cuando conocí a Marcia, conectamos. Hablamos mucho sobre los restaurantes de la Costa Este y de Nueva York y luego por fin nos metimos en el personaje.  Luego, entré en la habitación y leí para la productora ejecutiva Gail Berman, el creador Joss Whedon y el co-productor ejecutivo en ese momento David Greenwalt. Estaban un poco presionados para conseguir el personaje porque  empecé a rodar al día siguiente. Al día siguiente me me metí en este caótico mundo. Al personaje lo describían como “un boxeador, como Joe Louis; podrás golpearlo pero él siempre va a volver. En ese momento, no pensé mucho en el hecho de que él era un vampiro. Pero me encantó que pudieran derribarlo pero sabiendo iba a regresar.
RODANDO LA PRIMERA ESCENA



La primera escena de David Boreanaz  como Angel, de la que dice en la entrevista que todo transcurrió tan rápido que casi no es enteró, transcurre en un callejón oscuro, Buffy camina hacia el Bronce, la discoteca de los jóvenes en Sunydale y alguien la va siguiendo. Es la típica escena en la que todos tememos lo que pueda pasarle, pero no. Encima de ella sobresale unos hierros, con un salto como si fuera hacer un ejercicio de gimnasia en las barras asimétricas, Buffy salta, gira sobre sí misma y cae encima de… un chico guapo, un tanto paliducho y delgado, pero de sonrisa encantadora y con un hablar un poco relamido le pregunta:

— ¿Tiene algún problema, señorita?— y luego añadió —“Sé lo que está pensando, pero no muerdo?

Era Angel.  Así comenzó una de las historias de amor más tórridas, románticas y trágicas de la televisión 

EW ¿Qué recuerdas de tu primer día en Buffy?Nunca olvidaré el traje de terciopelo que me dieron.  Esperé y esperé para rodar, y cuando fui a conocer a Sarah estaba en medio de una secuencia de lucha. Recuerdo hacer las pruebas de maquillaje y el día siguiente estaba en el set y tenía que hacer esta secuencia donde me encuentro con ella por primera vez y ella literalmente salta de una viga, me tira al suelo y me pregunta quién soy, Lo rodamos alrededor de las cuatro de la madrugada. Fue una locura, y cuando llegó el momento de hacer la escena fue como,  “De acuerdo, tenemos que conseguir la toma”. No tuvimos tiempo de ensayarlo.

La secuencia fue muy rápida, no podía pensar. Creo que eso ayudó a calmarme y entrar en lo que realmente era el personaje, fue un primer contacto con él.  Me fui a casa pensando, "¿Qué acaba de pasar?" Todas las inseguridades salieron: ¿Lo conseguí? ¿Hice algo mal? Fue una  explosión. Fue todo tan rápido, el castíng fue rápido, el primer día de rodaje fue como estar en un manicomio. Pero lo conseguí e iniciamos el viaje. 


EL APRENDIZAJE DEL NOVATO

El no provenía del teatro estudiantil, ni había estudiado a Shakespeare, de hecho en la universidad sólo estudió “Introducción a la actuación”, centrando sus estudios de cine y fotografía en la parte técnica del oficio, detrás de la cámara más que frente a ella. Desde que llegó a Los Ángeles en 1991 para dedicarse al cine sólo había actuado en dos obras de Sam Shepard en teatros pequeños antes de conseguir su aparición en la serie de televisión Married with Children, interpretando a Frank, el novio motorista de Kelly, la hija de la pareja protagonista en el episodio Movie Show (1993).




EW.- ¿Siempre quisiste ser actor o fue a partir de Buffy cuando supiste que esto era lo tuyo? 
Sí. Estudiaba, hacía  teatro, hacía anuncios, iba a clase, tuve que aprender algunas técnicas. Era un novato. No sabía qué diablos estaba haciendo, aunque para mí siempre fue eso. Estaba enamorado de los espectáculos de Broadway cuando era niño. Recuerdo haber visto a Yul Brynner en  El Rey y yo en Filadelfia. Siempre fue algo que quería hacer además de practicar deportes. Obviamente, me mudé y tuve que encontrar trabajo  y hacer teatro- estar en el lugar correcto en el momento adecuado-. Ha sido un viaje fantástico y todavía estoy escalando. No hay un punto donde decir "Sí, está bien, eso es todo." No, me encanta. Deseo hacer más, enseñar más, esa es la parte emocionante.


EW ¿Qué fue lo que te llevaste de Buffy? ¿Qué aprendiste mientras trabajabas en Buffy que llevaste contigo a través de los años y te ha sido útil en los otros proyectos que siguieron?
Técnicamente, las líneas de visión, encontrar la luz. Era bueno encontrándola, reconociéndola. Cuando tienes un montón de acrobacias, estás presionado por el tiempo, así que tienes  que estar en tu marca instintivamente. Tienes que ser capaz de ver periféricamente las cosas, trabajar ese musculo. Para mí, es encontrar luz y nunca bloquear tu camino. Si no puedes ver el objetivo, el objetivo no te verá. Es muy simple. Aprendí eso y lo he usado. Y es increíble cuando me dirijo cómo  lo aprecio mejor. Es, "¿Por qué no actúas ante tu objetivo?" No estamos en el escenario del teatro, no hay una cuarta pared. Tienes que hacer que funcione y encontrar tu objetivo  Eso es lo que hay que hacer, así me hice muy amigo de la cámara.
ANGEL
POR FIN PROTAGONISTA




El principio de Angel según cuenta Douglas Petrie guionista  de Buffy, se fraguó mientras se rodaba una secuencia de lucha del episodio de Buffy, Bad Girls (3.14), en el momento que David Boreanaz hace su aparición para enfrentarse con el demonio Baltazhar diciendo “Me llamo Angel”, David Greenwalt, por entonces también guionista de Buffy, los miró y dijo “Creo que se merece una serie propia. Bad Girls se emitió el 20 de enero de 1999.


El 5 de octubre del mismo año se estrenó en la cadena WTF Television Network el primer episodio de Angel, City Off, escrito por David Greenwalt y Joss Whedon y dirigido por este último. Y ya la presentación del protagonista no puede ser más diferente a la de la secuencia que dio origen a la creación de la serie.  En las primeras imágenes se ve gente divirtiéndose, humanos, demonios y en off se oye la voz de David Boreanaz diciendo “Los Ángeles, la ves de noche y brilla como un faro, atrae a las personas, a las personas y otras cosas. Vienen por todo tipo de razones, la mía no es muy original comenzó con una chica…"
EW Luego hubo el spin-off, Ángel. ¿Cómo lo asumiste?
Fue una oportunidad para llevar a este personaje a un espectáculo orientado a los adultos, era diferente al universo de  Buffy, se trataba de buscar las  almas perdidas en la ciudad. Nunca pienso en los desafíos. Sé que los afronto mejor cuando ya están en mi plato y la presión es alta, instintivamente voy a por ello.


Recuerdo el proceso de casting: Tratamos de rodear al personaje con gente buena que pudiera llevar el programa y contar la historia. Charisma Carpenter, quien interpretó a Cordelia fue genial y luego Glenn Quinn quien interpretó a Doyle fue fantástico. Se convirtió en un amigo muy cercano, por lo que en esa transición formé un vínculo instantáneo con alguien con quien me identifiqué, con quien salía y me lo facilitó el trabajo por su talento y su alegría al trabajar. Elegir al actor que interpretase a Doyle llevó  un tiempo, Quinn llegó con acento irlandés y lo clavó, bam. Joss Whedon y David Greenvalt estaban emocionados.

A medida que avanzaba la historia la amistad se volvía increíblemente fuerte, nos divertimos. Las circunstancias desafortunadas de su situación y su elección lo llevaron a una dirección diferente a la que  yo era ajeno, pero eso era algo que siempre permanecerá conmigo. Echo de menos al chico, incluso hoy en día - era un ser humano notable y es triste la forma en que sucedió. (Quinn murió en 2002 de una sobredosis accidental de drogas).


Recuerdo haber rodado esta presentación para la cadena The WB en la terraza de ese enorme rascacielos del centro. Construyeron una cornisa y me ataron con cables. Tuve ese enorme monólogo y estaba caminando a través del borde del edificio. Estaba atado y el viento era fuerte, y luego conseguimos una grúa. El sesenta y cinco por ciento de las imágenes estaban desenfocadas y eso que contrataron a una DP que se suponía que era increíble y que era una mierda, así que cortaron  para la presentación. Así fue realmente cómo empezó.
Cuando fuimos a presentárselo a la presidenta del BM / copresidente de programación Susanne Daniels dijo: "Este no es el programa que me propusisteis." Tuvimos que cerrar por dos semanas para reescribirlo. Había escollos y desafíos que superamos, ese primer año fue difícil. Hubo muchas cosas que me ayudaron a profundizar en  el personaje cada vez más... en lugar de ser simplemente este tipo que salió  de las sombras y que tenía una gran frente. Me río de algunas de las escenas cuando las veo ahora, pero realmente fue un momento Romeo y Julieta para Angel y Buffy. Separarlos fue triste, pero hicimos algunos crossovers.
CROOSSOVERS BUFFY-ANGEL


Angel intervino en seis episodios de Buffy, dos en la primera temporada, cuando ambas series pertenecían a la misma cadena; Pangs  (4.08) y  The Yoko Factor (4.20). En dos episodios de la quinta temporada  Fool for Love (5.07) y  Forever (5.17)  y en los dos últimos episodios de la serie End of Days (7.21) y Chosen (7.22).



Por su parte Sarah Michell Gellar sólo participó en dos episodios de Angel en la primera temporada, cuando ambas series pertenecían a la misma cadena. El famoso I Will Remember You (1.08) en el que Angel se vuelve humano por lo que la maldición deja de afectarle y  él y Buffy pueden amarse; sólo que al final ante los peligros que les acechan hace que el día en que se amaron desaparezca y todo vuelve a ser como antes de que el demonio lo tocó. Con el agravante de que él siempre recordaría ese día. Y Santuary (1.19) en el que Angel ayuda y protege a Faith que está intentando su redención, perdonarse así misma después de haber intentado matarle a él y torturar a Wesley. Buffy viaja a Los Angeles porque no entiende lo que está haciendo  Angel, porqué está ayudando a la mujer que tanto daño le ha hecho.



EW Con Buffy y Angel rodándose simultáneamente ¿Cómo unisteis los crossovers?Fue difícil porque estábamos haciendo dos tipos de espectáculos y había horarios diferentes. Lo superamos. Estoy todavía asombrado de la energía. George Lucas visitó nuestro set y pasó un día con nosotros; era un fan de la serie. Recuerdo haber almorzado con él. Se sorprendió de cómo conseguimos las tomas usando greenscreen y wirework en ocho días. Era como si estuviéramos filmando una película cada semana. Lo que hicimos entonces no se podría hacer hoy. Saltos enormes en medio de la noche. Era peligroso. Eso es lo que hizo que la serie prosperase, esa energía.
DIRIGIENDO SOUL PORPUSE (5.10)


David Boreanaz dirigió el episodio Soul Porpuse (5.10) emitido el 21 de enero de 2004. Un episodio muy especial porque Angel entra en un estado alucinatorio provocado por un parásito en el ve como Spike le roba su destino de salvador del mundo mientras él es relegado a un simple repartidor del correo en Wolfrant and Hart.



 En una de las pesadillas Angel ve a Buffy y a Spike haciendo el amor junto a él, en su cama, y más tarde es Fred quien para curarle le abre el pecho y va sacando poco a poco sus órganos, su corazón, una nuez seca; su alma, una pecera llena de peces de colores muertos y se la entrega a un oso mientras dice  “No puedo encontrar nada malo en ti, excepto que estás vacío, sólo eres una cáscara. Creo que puedo oír el océano allí.




Al final será Spike quien realmente le salve liberándole de los parásitos que Lindsey (el antiguo abogado de Wolfrant and Hart) le había inoculado en un intento de arrebatarle su poder. En la cinematografía del episodio ya se aprecia su gusto por los planos creativos, los contrapicados  y los movimientos de cámara inusuales.


EW La primera vez que dirigiste fue en 2004, para un episodio de Angel. ¿Qué te hizo ir detrás de la cámara?
Siempre quise dirigir. No dejaba el set cuando terminaba mis escenas. Me quedaba y aprendía. Es muy importante que los actores se den cuenta de que tienen una oportunidad. ¿Por qué dejar la pista del circo si quieres conseguir más cosas? No puedes dar nada por sentado. Tienes que seguir aprendiendo y empujándote, y luego me dieron la oportunidad de  hacerlo. Kelly Manners era el productor en ese momento, y dijo: "Por supuesto, David puede dirigir." Fue una experiencia fenomenal.

Recuerdo haberme operado de la rodilla, literalmente dirigí sin la mitad de mi rodilla. Fue un reto pero me encantó, me encantó, me encantó, me encantó, me encantó. Lo que me gustaba de la dirección era poder cambiar de una sección a otra. Tener la capacidad de dirigir y actuar al mismo tiempo era divertido. Pude compartimentar y llevarlo a un nivel completamente distinto y me fue posible relacionarme por la actuación, poder hablar con los actores y saber de dónde vienen y para crecer ese aspecto, para llevar esas experiencias a vida. Desde ese punto de vista fue algo muy bueno para mí.

¿Continuará su éxito después de Bones  o a punto de cumplir los cuarenta y ochos años ha perdido el encantó que fascinó a la directora de casting que le contrató por primera vez? Se admiten apuestas.